Avilés vuelve a quedarse al margen de las conexiones con la alta velocidad ferroviaria

Un tren de cercanías de Renfe circula por la calle de El Muelle. Los primeros de la mañana no permiten enlazar con el Alvia a Madrid. /
Un tren de cercanías de Renfe circula por la calle de El Muelle. Los primeros de la mañana no permiten enlazar con el Alvia a Madrid.

Renfe no ofrece enlaces para coger el primer Alvia desde Asturias, ni para regresar en el último desde Madrid

J. F. GALÁN

Avilés vuelve a quedarse al margen de la alta velocidad ferroviaria. Renfe no ofrece enlaces para coger el primero de los cuatro trenes Alvia por sentido incluidos en la nueva cartelera Asturias-Madrid, con salida a las siete de la mañana desde Gijón y a las 7.27 desde Oviedo, ni tampoco para regresar en el último, que parte a las seis y media de la tarde desde la capital de España.

El primer cercanías a Oviedo sale de Avilés a las 6.43 y llega a las 7.19 horas, demasiado justo para subirse al Alvia de las 7.27. Hay una opción un tanto arriesgada, coger el primer autobús a Oviedo. Arranca a las seis y media de la mañana con hora de llegada a la siete por lo que, siempre y cuando no sufra retraso, el viajero sólo dispondría de 27 minutos para trasladarse a la estación de Renfe y subirse al tren.

La posibilidad de llegar en transporte público a Gijón con tiempo para subirse al Alvia de las siete de la mañana simplemente no existe. El primer tren de Feve sale de Avilés a las 6.52 horas y el primer autobús a las siete. Así las cosas, los únicos medios recomendables para coger el primer tren de la mañana a Madrid son trasladarse a Oviedo o a Gijón en taxi o en vehículo particular.

La alternativa que ofrece Renfe es tomar un tren de cercanías-largo recorrido que sale de Avilés a las 6.43 y llega a Valladolid a las 10.30 y enlazar veinte minutos después con uno de alta velocidad que dejaría al viajero en Madrid a las 11.55, diecisiete minutos después de la hora de llegada del Alvia que arranca de Oviedo a las 7.27.

En el sentido inverso, el Alvia que sale de Madrid a las seis y media de la tarde llega a Oviedo a las 22.53, hora a la que ya no hay tren a Avilés ni tiempo material para coger el último autobús, que es a las once. Seguir hasta Gijón tampoco es opción. Llega a las 23.22, fuera del horario de conexión con Avilés tanto en tren como por carretera. Por tanto, el viajero también se verá abocado a recurrir al taxi o al vehículo privado.

La nueva cartelera de alta velocidad reduce, gracias a apertura del tramo del AVE entre León y Valladolid, a cuatro horas y once minutos el trayecto más rápido entre Asturias y Madrid y a cuatro horas en el sentido inverso, y se completa con tres salidas desde Asturias, a las 11.27, 14.51 y 18.27 horas de Oviedo (27 minutos antes desde Gijón), y otras tantas desde Madrid, a las 7.10, 11.05, y 14.50 horas. Este último sería por tanto el más tardío que una vez en Asturias -llega a Oviedo a las 18.50- permitiría continuar viaje hasta Avilés en transporte público. Si el viajero anda rápido y no hay retrasos podría coger el tren de las siete, con hora de llegada a las 19.36, y si no tendría que esperar a las de las 19.30.

Para estos seis trayectos Renfe sí ofrece billetes enlazados Avilés-Madrid y viceversa. Por ejemplo, para tomar el que parte de Oviedo a las 11.27 hay que salir de Avilés a las 9.48 y hacer un transbordo de una hora y tres minutos. El siguiente sale a las 10.49 y llega a las 11.19, con muy escaso margen para subirse al Alvia. Renfe no ofrece esta opción.

Con todo, adquirir un billete enlazado Avilés-Madrid a través de la web de Renfe resulta bastante farragoso a no ser que la hora de salida tecleada coincida con la que el sistema considera idónea para conectar con el Alvia en Oviedo. En el sentido contrario es aún más complicado. El resultado casi siempre es un larguísimo listado de opciones, con transbordos en Palencia, Valladolid o León.

Ante esta situación quizá lo más apropiado sea comprar los dos tramos por separado. Entre Oviedo y Avilés existen 29 servicios diarios por sentido los días laborales, si bien ninguno permite enlazar con el primer Alvia de la mañana a Madrid ni con el último cercanías a Avilés si se coge el que sale a las 18.30 desde la capital de España.

En estudio

Tal carencia se produce cuando la llegada de la alta velocidad a la ciudad se encuentra en avanzada fase de estudio. El Ministerio de Fomento ya ha puesto su plan sobre la mesa, un desdoble del actual trazado que llevaría la línea hasta La Rocica, no hasta el centro de la ciudad. La propuesta se considera insuficiente en los círculos políticos, económicos y sociales que defienden la llegada de la alta velocidad a Avilés y cuenta con el rechazo frontal del gobierno de Corvera, concejo en el que se contempla un nuevo trazado hasta Cancienes que según el gobierno local destrozaría el municipio.

Tampoco faltan voces que califican de despilfarro conectar Avilés con la red de alta velocidad y abogan por mejorar la conexión de cercanías con Oviedo, tanto en frecuencia como en velocidad, y adaptar los horarios a los de llegada y salida de los actuales Alvia y en un futuro, una vez se abra la variante ferroviaria de Pajares, de los AVE.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, defiende la primera opción, conectar Avilés con la red de alta velocidad con La Rocica como punto de unión, según explicó en la visita que realizó a la ciudad el pasado mes de julio con motivo de los actos conmemorativos del 125 aniversario de la inauguración de la línea Villabona-Avilés, cuyo trazado se mantiene prácticamente inalterado hasta hoy, salvo desdobles, electrificación y mejoras.

«La alta velocidad llegará a Avilés», proclamó entonces la ministra, que adquirió el compromiso de abordar la cuestión en una reunión con la alcaldesa, la socialista Mariví Monteserín, para abordar la cuestión. Dicha reunión, que se dijo sería en septiembre, sigue sin fecha.

De momento la cruda realidad es que los horarios del primer Alvia a Madrid con salida desde Asturias y del último que sale de la capital de España en el sentido contrario no tienen enlace posible con Avilés. Al menos hasta que Renfe tenga a bien subsanar tal carencia.