José Ignacio Santiago anuncia acciones legales contra Vega por «injurias y difamaciones»

Imagen de archivo de José Ignacio Santiago. /
Imagen de archivo de José Ignacio Santiago.

El armador niega que, como manifestó el presidente de Nueva Rula de Avilés, tenga intención de controlar la sociedad que gestiona la lonja

J. F. GALÁN

El armador José Ignacio Santiago emprenderá acciones legales contra el presidente del consejo de administración de Nueva Rula de Avilés y de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez Vega, por las declaraciones en las que entre otras cosas le acusa de «tener secuestrada» a la Cofradía de Pescadores Virgen de La Mareas.

Santiago hizo pública su decisión a través de la referida Cofradía, no personalmente. Según manifestó un portavoz, califica las declaraciones de «injurias, calumnias y difamaciones, y constituyen una intromisión en el derecho al honor». La Cofradía expresó su total apoyo al armador «como socio y miembro de nuestra junta rectora», al tiempo que anuncia que pone a su disposición sus servicios jurídicos. Las declaraciones de Rodríguez Vega «también ponen en entredicho a la propia Cofradía», que sopesa también acudir a los tribunales. «Lo estamos valorando», indicó el portavoz.

La situación supone un paso más en el enfrentamiento abierto a raíz de que la Cofradía de Pescadores Virgen de Las Mareas anunciase su intención de hacerse con la totalidad del accionariado de Nueva Rula de Avilés, sociedad en la que participa en un 33%. Califica de pésima su gestión tanto a nivel estrictamente comercial, con referencias al descenso de facturación y a la «desbanda de barcos», como muy especialmente en lo relativo a la inspección de la Agencia Tributaria, resuelta con un acuerdo que obliga a la sociedad a pagar 1,2 millones a Hacienda. En este punto, reprocha que dicho acuerdo se firmase «al mismo tiempo que se hizo constar que no había irregularidades».

La Cofradía de Pescadores anunció el pasado martes en el transcurso de la junta de accionistas de Nueva Rula de Avilés, en la que estuvo representada por un abogado, que acudirá a los tribunales para reprobar a los consejeros que participaron en las negociaciones con la Agencia Tributaria. Previamente, la junta había rechazado que, como había solicitado el representante legal de la Virgen de Las Mareas, se reprobase a los consejeros.

Detrás de todo

Fue a raíz de esta situación cuando Rodríguez Vega acusó al armador de «tener secuestrada a la Cofradía» y de ser el artífice de una «trama basada en mentiras» cuyo fin es hacerse con el control de Nueva Rula de Avilés. «Él es el que está detrás de todo. Lo que quiere es dirigir la rula pensando únicamente en su bolsillo y aprovechándose de fondos públicos, y como nunca da la cara lo que hace es utilizar a la Cofradía».

El presidente de la sociedad y del Puerto aseguró que «no es un tema de pescadores. Lo que hay es un grupito de gente manejada por un armador que vela únicamente por sus intereses, y niego que representen a nadie más, salvo a ellos mismos. Sus planteamientos no tienen nada que ver con los del sector, que mayoritariamente quiere que la venta de pescado continúe en manos de Nueva Rula, no de un armador en la sombra y de su reducido círculo», manifestó Rodríguez Vega.