El plan de movilidad estudiará la ubicación de nuevos aparcamientos disuasorios

El aparcamiento de la avenida de Gijón es el primero disuasorio construido en la ciudad y la mayor parte de los días se llena en algún momento de la jornada. /
El aparcamiento de la avenida de Gijón es el primero disuasorio construido en la ciudad y la mayor parte de los días se llena en algún momento de la jornada.

El Ayuntamiento destina 114.950 euros a contratar su redacción y la empresa tendrá siete meses para entregarlo

YOLANDA DE LUIS

Las condiciones técnicas que guiarán la contratación del plan de movilidad fueron presentadas ayer a la oposición por el concejal de Urbanismo, Luis Ramón Fernández Huerga. Los grupos políticos podrán hacer ahora sus aportaciones, pero de momento ya se dibuja el trazado de un documento que pretende ordenar el tráfico, el transporte y las áreas peatonales de la ciudad para hacerla más sostenible. Entre los aspectos que analizará la consultoría que se encargue de la elaboración del documento estará la posibilidad de construir más aparcamientos disuasorios similares al que se puso en marcha el año pasado en la avenida de Gijón.

Los objetivos generales, según explicó el edil socialista, pasan porque Avilés cuente con un transporte colectivo de calidad, la creación de itinerarios y espacios seguros y funcionales para los peatones, gestionar la oferta de estacionamiento como herramienta de cambio en donde se analizarán esos aparcamientos disuasorios posibles, promover el uso racional del automóvil, fomentar el uso de la bicicleta, mejorar la distribución de mercancías o impulsar la intermodalidad, entre otras.

Fernández Huerga explicó que la elaboración del Plan de Movilidad Urbana Sostenible del municipio contará con un proceso de participación ciudadana porque el objetivo es que «sea lo más consensuado posible». Según indicó, «este tipo de documentos son complicados y suelen tener dificultades para tener consenso social, pero tenemos que intentarlo». Las empresas que se presenten al concurso tendrán que presentar su plan de participación ciudadana, que será evaluado a la hora de la selección final del adjudicatario.

De momento ya se ha abierto la participación a los grupos políticos de la oposición, que podrán aportar sus modificaciones al pliego presentado ayer a los portavoces municipales. No se han marcado fechas, pero el equipo de gobierno quiere que el plan pueda estar muy avanzado este año. El concurso para seleccionar la empresa que elaborará el documento necesitará de cuatro meses y esta, una vez elegida, dispondrá de otros siete para finalizar el plan. El presupuesto que se dedicará a este contrato es de 114.950 euros, financiado en gran medida por los fondos europeos de sostenibilidad, los DUSI.

«El reto fundamental del plan es conseguir cambios en el reparto de los modos de transporte para favorecer el uso de medios más eficientes y medioambientalmente más sostenibles frente al automóvil privado», apuntó el concejal de Urbanismo.

Tres fases

La elaboración del plan de movilidad se ha estructurado en tres fases por parte de los técnicos municipales que han participado en la elaboración del pliego (Servicios Técnicos, Medio Ambiente y Policía Local). La primera será la recogida de datos para elaborar un inventario del estado actual de la movilidad urbana en el término municipal. En esta fase se analizarán aspectos urbanísticos relacionados con el Plan General de Ordenación Urbana, además, se hará un inventario de la oferta y la demanda de transporte público actual, de la accesibilidad de las paradas y de los sistemas de información a los usuarios de autobuses, taxis y trenes.

Otro aspecto a analizar es la circulación para lo que se reunirán datos de la red viaria principal como los puntos críticos de congestión, aforos, semaforización, accesibilidad a Avilés desde los municipios colindantes y un inventario de la red ciclista y peatonal.

El cuarto punto clave en esta primera fase será el transporte de mercancías para lo que se hará un inventario del flujo de vehículos y su relación con los centros logísticos y de abastecimiento con especificación sobre el movimiento de mercancías peligrosas. A ello se sumará un análisis de la carga y descarga en el concejo. La adjudicataria del plan analizará también la movilidad urbana, que incluye aspectos como datos sobre el origen y el destino, la movilidad de trabajadores a los polígonos, la estacionalidad, la movilidad escolar y universitaria o los desplazamientos generados por espacios comerciales, industriales, colegios, hospitales o centros de empresa.

El aparcamiento y la oferta viaria tendrá también un peso importante en el estudio con inventarios sobre los estacionamientos en el concejo y también sobre la oferta viaria para vehículos, ciclistas y peatones.

Plan de acción

Finalmente se analizarán aspectos energéticos y medioambientales sobre el transporte en Avilés y se recabará información de las entidades ciudadanas. A partir de esa primera recogida de información se realizará el análisis de cada uno de los campos establecidos para concluir elaborando un plan de acción de acuerdo con las necesidades y los problemas que se hayan detectado en las dos fases anteriores de forma que el plan aporte propuestas para fomentar y mejorar la movilidad de los peatones y proponga actuaciones encaminadas a la permeabilidad del peatón en el casco histórico, además de itinerarios seguros de acceso a los centros educativos y de mayores.

El plan analizará también el sistema de bicicletas públicas y propondrá el mobiliario urbano necesario para este medio de transporte. En cuanto al fomento del transporte público, aportará ideas sobre su posible reordenación y fórmulas para fomentar el uso colectivo del coche.

En cuanto a las carreteras, el documento final deberá contener medidas de descongestión viaria, medidas de seguridad vial y un proyecto de configuración de la red de transporte pesado, además de aportar propuestas sobre el aparcamiento y definir nuevos espacios disuasorios para aparcar en el concejo.

Para todas estas medidas se recabará la participación ciudadana con el objetivo de que sean «lo más consensuadas posible» y, además, habrá una comisión de seguimiento que analizará año a año la evolución de este plan de movilidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos