El Principado asegura que sí tomó muestras del vertido a la ría del pasado octubre

Y. L.

La consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente rechazó ayer las acusaciones de la Coordinadora Ecologista sobre el protocolo seguido tras el vertido que se produjo a la ría el pasado 26 de octubre. Si los ecologistas mantenían que no se podría tramitar denuncia contra la empresa responsable porque no se habían recogida muestras, el Principado defendió que «el vertido fue investigado por el personal del servicio de Control Ambiental en cuanto se tuvo conocimiento del mismo mediante llamada del Servicio de Emergencias. Efectivos de la guardería de calidad ambiental se desplazaron inmediatamente a la zona, tomando muestras de peces muertos, de agua de la ría y de un colector propiedad de la empresa ArcelorMittal, cercano a la zona donde habían aparecido los peces muertos, tanto el día 23 como en los dos días siguientes. Los resultados de los análisis determinaron la presencia de contaminantes por encima de los niveles fijados en la autorización ambiental integrada, por lo que se propuso un expediente sancionador, del que ya se ha dado traslado a la empresa».

Añade, además que posteriormente, el día 6 de noviembre, «durante las labores de vigilancia de la guardería de calidad ambiental del Principado se observa la existencia de manchas, presuntamente de hidrocarburos, cuyo origen se produce aguas arriba de La Marzaniella, en zona de dominio público hidráulico, por lo que se levanta acta y se procede a informar de este hecho a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, el organismo competente en la materia».

Explica, por tanto, la consejería que «se trata de dos vertidos diferentes, uno detectado en aguas de dominio público marítimo terrestre (ría de Avilés), cuya competencia la ostenta el Principado, y otro, en aguas de dominio público marítimo terrestre (aguas de río), cuya competencia es estatal».

 

Fotos

Vídeos