El juez de lo Contencioso anula el pago de los reconocimientos extrajudiciales de créditos

Yolanda Suárez y David Salcines, ayer en el grupo municipal de Somos con la sentencia. /
Yolanda Suárez y David Salcines, ayer en el grupo municipal de Somos con la sentencia.

La sentencia avala el criterio defendido por Somos Avilés y plantea su tramitación mediante una revisión de oficio

FERNANDO DEL BUSTO

Los Reconocimiento Extrajudiciales de Créditos (REC) pueden tener los días contados en Avilés si se confirma la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo Número 4 que los declara «nulo de pleno derecho», tal como había planteado el grupo municipal de Somos Avilés, que ve así como el juzgado avala sus planteamientos para el pago de estas facturas sin tener un contrato con el Ayuntamiento o una dotación presupuestaria que las financie. El gobierno municipal dispone de un plazo de quince días para recurrir la sentencia.

Se trata de una práctica presente en todas las administraciones locales y que, principalmente, surge por la dificultad de casar el fin de un contrato con el inicio de otra licitación, aunque también se producen ante el agotamiento de partidas presupuestarias o necesidades imprevistas. Estas situaciones siempre se habían venido resolviendo mediante los REC, que, tras los informes de los técnicos correspondientes, eran aprobados por el Pleno municipal.

En el plano político, los Reconocimientos Extrajudiciales de Crédito siempre alimentaban rifirrafes entre gobierno y oposición, aunque terminaban siendo aprobados. La concejala de Somos, Yolanda Suárez, denunció desde el principio esta práctica. De hecho, en este mandato es en el que más reconocimientos de crédito han sido rechazados por el pleno municipal, retrasando pagos a diferentes empresas.

Su ataque se centraba más en la forma del REC que en el hecho en sí. Incluso este año, Somos se ha abstenido para permitir la aprobación de algunos pagos de este tipo. Para Suárez, el procedimiento correcto obligaba a una declaración de nulidad y a la compensación a la empresa. Ese planteamiento siempre fue rechazado por el gobierno local, ya que la revisión de oficio dilataba los plazos.

La mediación judicial

En esta situación , Somos decidió llevar ante el Contencioso el reconocimiento de créditos aprobado en diciembre del pasado año al considerar que debía obtener un dictamen del Consejo Consultivo para declarar la nulidad. Para el partido, los REC son un «atajo o cambio del procedimiento establecido por otro que parece mejor o más sencillo», señala la sentencia.

Desde el gobierno se defendió la fórmula empleada y se solicitó ante el Juzgado que no se admitiese la demanda puesto que la declaración de nulidad «no tendría ninguna consecuencia, salvo la obligación de compensar económicamente a los servicios prestados», algo que, evidentemente, ya se había hecho.

Además, se defendía el método que respetaba el derecho de los privados y se aplicaba por economía procesal acumulando los efectos de la declaración de nulidad.

En su sentencia, el magistrado juez se base en el dictamen de 21 de diciembre de 2011 del Consejo de Estado, en el que recuerda que es necesario el procedimiento de revisión de oficio del contrato para su declaración de nulidad. A partir de ahí, se podrá indemnizar a la empresa, incluso plantea la posibilidad de unir ambos trámites en un único proceso administrativo.

Frente a esta posibilidad, la sentencia reprocha al Ayuntamiento «un desprecio absoluto por la aplicación de las normas de la contratación administrativa».

Para el juez, los contratos afectados sufren «diferentes vicios que no pueden calificarse de otro modo que sustanciales e invalidantes». En esta situación, la sentencia estima que la única medida que debía seguir el Ayuntamiento era la revisión de oficio, por lo que declara la nulidad de los REC aprobados en diciembre de 2016.

Tras esta sentencia, los concejales del grupo municipal de Somos no ocultaban ayer su satisfacción. David Salcines, portavoz, destacaba como el juzgado les había concedido la razón «después de uno de los conflictos más intensos que hemos tenido, con discusiones muy fuerte sobre los REC y muchas presiones», reprochando al gobierno local su imposibilidad para gestionar adecuadamente la renovación de los contratos. «La Ley de Contratos del Estado crea unas barreras para gestionar los contratos en condiciones de igualdad y el PSOE las saltaba con este sistema», afirmó.

El portavoz de Somos destacó que «en este asunto hemos sido oposición y gobierno al mismo tiempo porque desde el principio hemos planteado soluciones como las que ahora reconoce el juez».

La concejala Yolanda Suárez rechazó este sistema, argumentando que «provoca la pérdida de dinero del Ayuntamiento, además de ser ilegal. Ya en febrero de 2016 planteamos una solución que el gobierno rechazó». Para Suárez, «la labor de oposición de Somos ha destapado las trampas socialistas que han sido cazadas por el juez». La concejala de Somos expresó su satisfacción por el freno de la sentencia a los REC ya que estos «dejan abierta la puerta a la corrupción».

Salcines recordó que Ciudadanos aprobó los últimos REC en un pleno donde Somos se abstuvo y el PP votó en contra. «Deberían explicar por qué pasaron del no al sí», afirmó.