Más de 8.000 personas difrutaron de la música soul en el festival La Grapa

La actuación de JC Brooks en la noche del sábado llenó el recinto del parque de El Muelle. /  LA GRAPA BLACK FESTIVAL
La actuación de JC Brooks en la noche del sábado llenó el recinto del parque de El Muelle. / LA GRAPA BLACK FESTIVAL

Los organizadores consideran que esta edición ha sido la mejor y esperan un salto de calidad «muy ambicioso» para el próximo año

ALEJANDRO L. JAMBRINAAVILÉS.

Avilés se despide un año más de La Grapa Black Music Festival, uno de los eventos musicales más esperados cada verano y que ya se ha convertido en un referente dentro del panorama festivalero asturiano, a pesar de contar con solo cinco ediciones a sus espaldas.

Más de diez bandas y artistas locales e internacionales se han subido al escenario y al quiosco de la música del Parque del Muelle durante los tres últimos días. Entre todos estos nombres de altura ha destacado notablemente la J.C. Brooks Band, cabeza de cartel del evento que encandiló al público en la madrugada del pasado sábado. «Todo el festival ha sido un éxito y J. C. Brooks pegó un bolazo que la gente aún esta flipando. Hemos tenido a una auténtica estrella del soul en Avilés y debemos sentirnos muy afortunados», celebraban ayer Víctor Velasco y Dani García 'Allman', los dos fundadores y organizadores del Festival La Grapa.

«Ellos también se fueron como locos, dijeron que se habían sentido muy queridos y que el público lo había dado todo en su concierto. Sin duda, nos confesaron que habían merecido la pena los cuatro vuelos que se tuvieron que coger para llegar a Avilés desde Chicago», reconoce Dani Allman, que trabajó durante meses para hacer posible la contratación de la banda estadounidense.

Lo cierto es que el buen tiempo ha acompañado durante todo el fin de semana, incluso en el vermú de despedida que tuvo lugar en la mañana de ayer, en que actuó el grupo Detractors y en que también participó Maxi Mendía, maestro de ceremonias del festival que lució vestuarios diseñados por Maite Capin, colaboradora de producciones de éxito y nominada a un Goya a mejor vestuario por 'El crucigrama de Jacob'. «El vermú ha quedado precioso y ha sido un colofón fantástico para un fin de semana inolvidable, la gente estuvo encantada y no dejan de pensar en la próxima edición», confesaban algunos asistentes.

Público de toda España

Los organizadores de La Grapa confiesan que este año el festival ha dado un alto de calidad notable «en el que hemos rondado las 8.000 personas y ha venido gente de Gran Canaria, Galicia, Valladolid o Madrid que ya han confirmado su asistencia en la próxima edición», señalan.

También aseguran que desde la concejalía de Festejos han reconocido estar muy contentos con La Grapa «porque genera un gran ambiente en la ciudad, algo que a veces no es fácil de conseguir». A partir del mes de octubre esperan poder volver a reunirse para planificar el futuro del festival y «decidir qué queremos que suponga para Avilés La Grapa».

Para seguir creciendo, Víctor Velasco y Dani 'Allman' quieren que aumente la inversión en este proyecto musical y «que se ajusten las fechas para que no se solapen tantas propuestas culturales en el mes de agosto», proponen. También aseguran que es necesario buscar una fecha rápido para comunicarla con más tiempo «porque Avilés es una ciudad pequeña con capacidad hotelera limitada y la gente necesita planificar sus vacaciones con antelación y calma».

Ya tocará pensar en el futuro, por el momento hoy se va a proceder a desmontar el escenario y a dejar libre el Parque del Muelle, «una ubicación que le viene al festival como anillo al dedo y donde nos gustaría seguir celebrando La Grapa muchos años más», señala Allman, que adelantó que ya está enfrascado en las propuestas y negociaciones para que el cartel del año que viene esté a la altura del último «o incluso sea mejor, por nuestra parte creo que vamos a ser muy ambiciosos».