«Me aburro haciendo siempre lo mismo y solo me interesan los proyectos arriesgados»

Mercedes de Soignie y Fernando Marías ayer en la Factoría. / O. ANTUÑA
Mercedes de Soignie y Fernando Marías ayer en la Factoría. / O. ANTUÑA

Fernando Marías presentó en el Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS sus proyectos relacionados con la literatura de terror

ALEJANDRO L. JAMBRINAAVILÉS.

Director de conceptos culturales, así es como se describió a sí mismo el también escritor y editor Fernando Marías en la conferencia que ofreció ayer al público en el Aula de Cultura de LA VOZ DE AVILÉS que coordina Mercedes de Soignie. Más que una charla del autor, el público pudo disfrutar de un coloquio informal que ayer tuvo lugar en la Factoría Cultural, «un espacio idóneo para crear un ambienta más lúgubre e inquietante», celebró el propio Marías.

La sesión llevaba el título de 'Hijos de Mary Shelley', que da nombre a un colectivo de escritores, actores y dramaturgos que buscan promocionar la literatura fantástica y de terror en general y la obra de la autora que dio vida a Frankenstein en particular.

Fernando Marías explicó que el proyecto nació de casualidad allá por el 2010 «y vino a ser un homenaje de aquella reunión que Mary Shelley mantuvo en 1816 con John William Polidori, Lord Byron, Percy Shelley y Claire Clairmont en la Villa Diodati. Se reunieron en torno a una chimenea para contarse historias de terror y de allí salió la idea de Frankenstein, una obra que ha marcado la historia de la literatura», explicó el autor a los presentes.

Con los 'Hijos de Mary Shelley', Marías ha logrado reunir a un total de 308 artistas que han publicado seis libros de relatos. «Pero esas obras también las representamos teatralmente, es una forma muy excitante de enfrentarse al público», asegura. De hecho, y gracias a la participación de Vanesa Monfort en el colectivo, el grupo evolucionó y se llegó a crear una compañía de teatro que aún sigue en activo y cuya primera obra se gestó en el festival Celsius 232 de Avilés. «Es una ciudad especial, aquí se estrenan grandes obras, nos gusta repetir cada año y en la próxima edición traeremos un espectáculo muy ilusionante», adelanto Marías.

Los 'Hijos de Mary Shelley' siguen dando coletazos por la escena cultural nacional, pero oficialmente terminaron su andadura en 2016 «con la publicación de un último libro que conmemoraba el bicentenario de la publicación de Frankestein». Aún así, los personajes de Shelley siguen muy presentes en la vida del autor bilbaíno y como se dice al final de Frankestein «la criatura se fue en la oscuridad de la distancia pero nadie dice que no pueda volver».

Pero lo cierto es que Fernando Marías no puede dejar de crear proyectos, «lo que más me gusta hacer es agitar culturalmente al público, me aburro haciendo siempre lo mismo y en este momento solo me interesan los proyectos arriesgados que pueden fracasar», confesó. Y acercó a lo presentes 'Diodati se mueve', «un nuevo concepto de viajes y experiencias culturales que dirige Rosa Masip y con el que pretendemos llevar de fin de semana a la gente a lugares icónicos de la cultura universal». Por ejemplo, un viaje a la tumba de Antonio Machado con la compañía del poeta Manuel Vilas, o a un hotel abandonado para disfrutar de la película 'El Resplandor', acompañados de Vicente Molina Foix, amigo y traductor del gran Stanley Kubrick en España.