Aceptan once meses de cárcel por trucar cuentakilómetros de coches de ocasión

Los tres acusados reconocieron los hechos en el Juzgado de lo Penal Número 2. / MARIETA
Los tres acusados reconocieron los hechos en el Juzgado de lo Penal Número 2. / MARIETA

Los dos administradores y el vendedor de un negocio de segunda mano reconocen los hechos y se comprometen a indemnizar a las víctimas

C. R.

Los acusados de trucar los cuentakilómetros de veinticinco vehículos de segunda mano en su negocio de compraventa en Avilés aceptaron ayer una pena de once meses de prisión, el pago de una indemnización a las víctimas y el abono de las costas procesales. En el acuerdo alcanzado en el Juzgado de lo Penal Número 2, la Fiscalía valoró como atenuante la reparación del daño, puesto que los tres varones ahora condenados por un delito de estafa continuada han consignado ya más de 30.000 euros. El juez indicó que deben indemnizar a los damnificados en un tiempo y forma acorde con sus posibilidades económicas y que se establecerá en la sentencia. Asimismo, informó de que suspendía su ingreso en prisión.

Los dos administradores y el empleado del negocio reconocieron que entre abril de 2013 y octubre de 2015 modificaron a la baja los cuentakilómetros de varios coches para poder obtener un precio más alto en la venta. Como promedio, aseguraban a los compradores que los vehículos tenían unos 100.000 kilómetros menos de los que realmente se habían realizado. De esta forma conseguían vender los coches a una media de 1.500 euros más del dinero que realmente les correspondería si hubiesen sido vendidos con sus kilómetros reales.

En concreto, en el escrito de acusación del Ministerio Público ayer admitido por los varones se referían hasta veinticinco casos en los que el cuentakilómetros bajó, por ejemplo, de los 181.828 kilómetros a los 62.700, lo que significó un incremento del beneficio de 1.906 euros. En ocasiones, ni siquiera alcanzaba las cuatro cifras. Así, se identificaron tres casos en los que se ganó una media de trescientos euros de más. Ocurrió, por ejemplo en diciembre de 2015 cuando se embolsaron 11.500 euros por un vehículo cuyo precio de venta debería haber sido de 11.343,2 euros, acorde con los 92.817, kilómetros que tenía y no peritado conforme a los 86.000 con los que fue vendido.

En el otro extremo, los casos más gravosos serían sendas ventas en noviembre de 2014 y en octubre de 2015. En la primera fecha vendieron un vehículo por 11.200 euros cuando debería haber costado 7.475.91 porque sus kilómetros reales eran 246.254 en lugar de los 80.000 por los que fue vendido. En el segundo caso, consiguieron 3.300 euros extra al vender por 16.500 euros un vehículo con 158.000 kilómetros que tendría que haber costado 13.200 euros conforme a sus 258.000 kilómetros reales. Algunos de los clientes víctimas de este engaño han renunciado a una indemnización.

Cinco indemnizados

Cinco clientes han sido indemnizados y los tres condenados tendrán que hacer lo propio con cerca de una veintena. Algunas víctimas han rechazado esta indemnización. En principio, el Ministerio Público solicitaba dos años de cárcel para cada uno. Finalmente, y gracias al atenuante de reparación del daño, aceptó dejar la pena en once meses.

Recientemente, la Guardia Civil destapó una red dedicada, presuntamente, a la falsificación de cuentakilómetros. La investigación duró cuatro años y en ella se ha imputado a doscientas personas en varias provincias.