El acusado por la agresión sexual en Bustiello afronta doce años de cárcel

El acusado por la agresión sexual en Bustiello afronta doce años de cárcel
Lugar donde se produjo la agresión a la vecina de Bustiello. / MARIETA

El juicio por la paliza e intento de violación a la vecina de la calle El Roble se celebrará el 6 de marzo en el juzgado de lo Penal 2 de Avilés

EVA FANJUL AVILÉS.

El juicio por la agresión sexual a una vecina de Bustiello, perpetrada el 24 de febrero de 2018, se celebrará el próximo 6 de marzo en Avilés. En el banquillo se sentará el joven colombiano de 19 años acusado de intentar violar a la mujer, además de propinarle una brutal paliza y sustraerle el teléfono móvil.

Por todo ello, el procesado se enfrenta a penas de cárcel que suman doce años y medio por la presunta comisión de los delitos de agresión sexual, robo y lesiones.

En concreto, la acusación particular ejercida por el Centro de Atención a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Asturias (Cavasym) solicita para el procesado una pena de cuatro años y seis meses de prisión por el delito de agresión sexual. Por el delito de lesiones pide otros cuatro años y seis meses de cárcel y por el de robo, tres años y seis meses de prisión.

Por su parte, la Fiscalía solicita la condena del acusado con pena de prisión de tres años por un delito de agresión sexual, otros tres años de cárcel por un delito de lesiones y, por último, una multa de dos meses con cuota diaria de doce euros por un delito leve de hurto.

Tanto el Ministerio Público como la acusación particular solicitan también para el acusado una orden de alejamiento de quinientos metros de la víctima, de su lugar de residencia o de trabajo, así como la prohibición de comunicarse con ella por medio alguno durante el plazo de cuatro años; además del pago de las costas procesales.

El relato de los hechos

El ataque se produjo a plena luz del día, a las 13.30 horas del sábado 24 de febrero de 2018, cuando la mujer había salido de su domicilio a pasear junto a su perro. En un punto del paseo se cruzó con su presunto agresor, y éste dio la vuelta y comenzó a seguirla ofreciéndole dinero a cambio de sexo, por lo que la víctima inició el camino de regreso a su casa.

Al llegar a las inmediaciones de su vivienda el hombre le bloqueó el paso, intentó tocarle los pechos y la mujer lo apartó de un empujón. Fue entonces, según relata la víctima, cuando el joven colombiano empezó por propinarle un puñetazo seguido de varias patadas en la cabeza. Después, intentaría desabrocharle el pantalón para consumar la agresión sexual, pero los gritos de su víctima alertaron a un vecino, momento en el que el agresor huyó llevándose el móvil que le había robado a la víctima y que intentó vender después en la Plaza Mayor. A causa de los golpes recibidos, la víctima, de 46 años, tuvo que ser hospitalizada. La mujer sufrió fracturas de radio distal izquierdo, de suelo de la órbita del ojo, del maxilar izquierdo y una hemorragia cerebral, tal y como desveló este diario.

El joven de nacionalidad colombiana y residente en Avilés, al que se le imputan estos hechos delictivos, fue detenido el mismo día de la agresión a la vecina de Bustiello. Horas después del ataque, intentó supuestamente vender el teléfono móvil sustraído a la víctima en la Plaza Mayor, lo que facilitó su identificación y rápida detención.

De hecho, el presunto agresor ya era conocido por la Policía. El riesgo de fuga fue uno de los principales motivos por los que se le mantuvo en prisión provisional hasta principios de julio de 2018, cuando la jueza del de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Avilés decretó su puesta en libertad al estimar que ya no concurrían las circunstancias que motivaron el encarcelamiento inmediato del acusado.