«La Adoración era una demanda»

Adoración Perpetua en la Capilla del Cristo de San Antonio de Padua ayer por la tarde. / MARIETA
Adoración Perpetua en la Capilla del Cristo de San Antonio de Padua ayer por la tarde. / MARIETA

El canónigo penitenciario de Covadonga oficiará la misa de aniversario el domingo | El Santísimo Sacramento cumple su tercer aniversario en la iglesia de San Antonio de Padua, en la que oran más de manera ininterrumpida más de doscientos fieles

C. DEL RÍO AVILÉS.

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, presidió un 12 de julio de hace tres años el inicio de la Adoración Perpetua en la iglesia de San Antonio de Padua, que nació con el compromiso de un centenar de fieles. Tres años después, el Santísimo Sacramento concita a unos 220 creyentes que, día y noche, los siete días de la semana, los 365 días del años, oran en silencio en la Capilla del Cristo, donde permanece expuesto. Y tres años después los adoradores quieren festejar la fecha con el objetivo de dar visibilidad a la oración y sumar nuevos miembros. El aniversario se cumplió el pasado jueves, pero será mañana domingo cuando tenga lugar la celebración.

A las siete de la tarde se rezará el Santo Rosario y, a las 19.30 horas, José Juan Hernández Deniz, canónigo penitenciario de la Basílica de Covadonga, oficiará la Santa Misa. Hernández Deniz es muy conocido y valorado entre los fieles por la interpretación diaria que realiza de un pasaje del Evangelio y que, en formato audio, se difunde entre los WhatsApp de los fieles o a través de sus cuentas en redes sociales.

José Francisco Facal, coordinador general de la Adoración Perpetua en Avilés, ensalza la oración y meditación ante el Santísima Sacramento o el «psiquiatra del alma». «Engancha», asegura, porque «se establece una relación especial entre el Señor y tú que te carga las pilas para toda la semana».

«Se establece una relación especial entre el Señor y tú que te carga las pilas para la semana»

Facal es el máximo responsable de que a todas horas haya alguien orando en la capilla de la Adoración Perpetua en San Antonio de Padua. La madrugada es el tramo más complicado y suele estar cubierto por varones, algunos de los cuales rezan dos horas en lugar de la una estipulada en principio. Si algún orador de cualquier franja horaria no puede acudir a su hora habitual trata de buscar a alguien que lo cubra. Si no lo consigue, se pone en contacto con el coordinador de hora que, a su vez, informa al de tramo (mañana, tarde, noche y madrugada). Los adorados recurren a familiares y amigos y, en ocasiones, esta ha sido la vía de entrada de alguno de ellos a la Adoración Perpetua. Facal insiste en que el «beneficio que recibes es inmenso» y también destaca «la generosidad» entre quienes oran.

Explica el coordinador que la Adoración Perpetua era una demanda existente porque «en las iglesias se fue perdiendo la exposición del Santísimo, reservándola solo a las Eucaristías». Tras la de Oviedo y Avilés surgió la de Gijón. Pero tan importante como extenderse es «hacer cantera» y, en este sentido, José Francisco Facal ensalza iniciativas como la del párroco de Santo Tomás de Cantorbery, Reinerio Rodríguez, que organiza una exposición mensual por la que pasan, al final de trimestre, todos los curso del catecismo. «La acogida de los críos es increíble, de mayor respeto incluso que los adultos», ensalza el coordinador.

Temas

Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos