El PP afirma que la política energética del PSOE atenta gravemente contra Asturias

Un momento de la reunión celebrada hoy en la sede local del PP. /Marieta
Un momento de la reunión celebrada hoy en la sede local del PP. / Marieta

«No contribuye a fomentar la inversión y el crecimiento», sostiene en Avilés el portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Guillermo Mariscal

LVA

El portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, Guillermo Mariscal, ha asegurado hoy que las últimas propuestas del Ministerio de Transición Ecológica son leyes que atentan «gravemente» contra futuro industrial de Asturias y ha anunciado que va a trabajar «muy duro» para enmendarlas.

En su opinión, el Gobierno de Pedro Sánchez «tiene que rectificar» porque no ha hablado ni con los industriales, ni con los sindicatos, ni con el resto de las formaciones políticas, pese a que se trata de una legislación para veinte años «que exige reflexión y conocer los cálculos económicos y sociales que esas medidas pueden tener en un territorio como Asturias».

El diputado, responsable de política energética del PP en la Cámara Baja, ha mantenido una reunión de trabajo en Avilés con representantes de su partido para abordar los cambios que se anuncian en esta materia y que afectan especialmente a una comarca donde se asientan tres de las empresas electrointesivas más importantes del país.

Guillermo Mariscal cree que Asturias debe de estar en la punta de lanza de la industria española, dado que la industria es el mecanismo más eficiente para crear empleo de calidad y eso es lo que, en su opinión, está en juego.

Mariscal ha aseverado que el anuncio del Ejecutivo Central sobre sus planes en materia energética «es imprudente y no contribuye en nada a aumentar la inversión y el crecimiento económico de Asturias».

Por ese motivo, va a trabajar «muy duro» en el proceso de enmiendas para rectificar un texto que le parece muy perjudicial para el futuro económico del país.

El portavoz adjunto del PP en la Cámara Baja ha destacado la relación «privilegiada y directa» que la industria tenía con el anterior Gobierno de Mariano Rajoy y fruto de ello fueron las subastas para la tarifa eléctrica que ha permitido, ha dicho, reducir los costes para las empresas.

Por su parte, la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha indicado que «desgraciadamente los tiempos no son favorables para la industria asturiana como consecuencia de las políticas del Partido Socialista y de la izquierda radical».

Sobre el futuro de Alcoa, el portavoz adjunto ha pedido un interlocutor único para resolver esta crisis que pone al borde del desempleo a cerca de 700 trabajadores.

«Tiene que haber una sola voz liderada por los gobiernos central y autonómico que defienda a los trabajadores, que es lo que nos preocupa», ha declarado Mariscal, que lamenta que el Ejecutivo socialista «no pinte nada en Bruselas».