Seis ayuntamientos se incorporan al consorcio para el albergue de animales

Los hoteles de Avilés rozan el lleno en el mes de julio gracias al Celsius y el Intercéltico
Los doce ayuntamientos se reunieron ayer en Avilés. / MARIETA

El total se eleva a doce y la comisión que lo impulsa afirma que el concurso para determinar su ubicación se abrirá antes de fin de año

J. F. GALÁN AVILÉS.

El consorcio constituido para construir un albergue supramunicipal de animales ha aprobado la incorporación de seis nuevos municipios. Son los de Corvera, Gozón, Pravia, Las Regueras, Candamo y Llanera, que se suman así a los seis constituyentes, Avilés, Castrillón, Illas, Soto del Barco, Muros de Nalón y Carreño. La ampliación obliga a modificar el reparto de cargas, que tendrá que ser aprobado en Pleno por cada uno de los doce ayuntamientos en el plazo de dos meses. Se establece en función del número de habitantes, por lo que el mayor peso le correspondería a Avilés, un 46% de la inversión total, aún sin fijar, y el menor al de Illas, un 0,58%.

En la reunión de ayer también quedó establecida la fecha de la próxima reunión, el 4 de septiembre, al objeto de perfilar tanto el presupuesto definitivo como los pliegos del concurso público que se abrirá para adquirir la parcela en la que se asentará el albergue. La idea «es que la licitación se cierre antes de finalizar el año», manifestó Miguel Ángel García Balbuena, concejal de Obras del Ayuntamiento de Avilés y portavoz de los doce municipios que integran el consorcio.

No se esperan más. Según admitió, «hubo alguna solicitud, pero se han descartado». También subrayó y agradeció «el consenso entre los ayuntamientos y entre los distintos grupos municipales de cada uno. La voluntad es firme y el proceso para constituir el albergue marcha por el bueno camino, cumpliendo todos y cada uno de los trámites administrativos. El albergue será una realidad», ratificó.

El proyecto se retomó hace tres años, en vísperas de las elecciones municipales de 2015 y de que se celebrase la primera de varias concentraciones ante el Ayuntamiento de Avilés convocadas por la fundación Protectora de Animales para exigir un albergue. Avilés, Castrillón, Corvera e Illas expresaron entonces su intención de construirlo en terrenos del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa), a la postre descartado tras su negativa. A partir de ahí los cuatro ayuntamientos mantuvieron vivo el proyecto, al que se irán incorporando otros municipios.

La idea de constituir un consorcio como figura para llevar adelante el proyecto se puso sobre la mesa en julio del año pasado. Entonces también se presentó un proyecto que situaba el albergue de animales en una finca de 12.000 metros cuadrados de La Lloba (Castrillón), y estimaba su coste en 268.000 euros, cifra que incluía la compra de la finca.

Las cargas se repartirían de forma proporcional en función del número de habitantes de cada concejo, por lo que, según aquellas primeras estimaciones, Avilés soportaría un 59% y tendría la hegemonía a nivel de gestión, algo que ahora pierde por la entrada de los seis nuevos concejos. Los estatutos contemplan además que la alcaldesa de Avilés presida el consejo de administración encargado de su gestión, el secretario sería el director de los servicios jurídicos municipales y el interventor quien desempeñase en él tal función. También se fijó fecha de inicio de las obras, a principios del presente año.

Oposición vecinal

La decisión dio paso a una fuerte polémica, tanto por la frontal oposición vecinal, con concentraciones en los plenos incluidas, como a nivel político. El PP tachó la compra de la finca de 'pelotazo', argumentando que su precio excedía con creces al del mercado, y al consorcio de chiringuito, por lo que propuso otras fórmulas de gestión que serían descartadas.

También hubo fuertes discrepancias entre las agrupaciones locales del PSOE de Corvera, Avilés y Castrillón a raíz de la ubicación de la finca, hasta que finalmente La LLoba quedó descartada. El consorcio y los estatutos se aprobaron en los términos referidos por todos los ayuntamientos -en el caso de Avilés el votó en contra del PP fue calificado de error histórico por uno de sus concejales, Francisco Javier Zarracina, ahora en el grupo mixto, que ya entonces acusó a la ejecutiva local de estar intervenida por la regional-, y se anunció que la ubicación se determinaría mediante el concurso público que según se confirma ahora se convocará antes de fin de año. También queda por resolver la fórmula de gestión. En este aspecto, Balbuena dejó entrever ayer que la primera opción es externalizar el servicio.

La última perrera que había en la comarca de Avilés se situaba en las dunas de El Espartal y fue demolida en 2001. A día de hoy hay un servicio de recogida de animales abandonados contratado a una empresa, cuyos servicios han de ser requeridos a través del Ayuntamiento o la Policía Local, no directamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos