«Estamos ante una gran generación de nuevos fotógrafos españoles»

Rosa Olivares, ayer en el Niemeyer, donde remata la instalación de la muestra. / OMAR ANTUÑA
Rosa Olivares, ayer en el Niemeyer, donde remata la instalación de la muestra. / OMAR ANTUÑA

El hall del auditorio del Niemeyer abre a las seis de esta tarde una muestra de catorce de los fotógrafos españoles más reconocidos

ALEJANDRO L. JAMBRINAAVILÉS.

El Centro Niemeyer inaugura hoy, a las seis de la tarde, la exposición 'El viaje a Roma', en la que la comisaria Rosa Olivares ha reunido obras de catorce de los fotógrafos contemporáneos españoles más reconocidos. Todos tienen como nexo haber sido becarios en la Academia de España en Roma, una institución que ha desempeñado un papel fundamental en la formación de diversas generaciones de artistas. Olivares prefiere que el público se enfrente a estas obras sin ideas preconcebidas, pero reflexiona sobre el arte, la fotografía y el papel que juegan los comisarios en una era en la que las imágenes se han convertido en objeto de consumo de masas. Fundadora de 'Exit', una de las revistas de arte más longevas, Olivares también comisionó la reciente exposición de Germán Gómez, uno de los artistas que ahora regresa al Niemeyer de su mano.

-¿Cómo se gestiona una exposición cuando el público puede ver las imágenes en sus móviles?

-Hoy en día se generan en torno a 7.000 millones de imágenes al día, es lo que se conoce como postfotografia, pero curiosamente cada vez perviven menos. Todos tenemos un álbum en el que guardamos fotos de nuestros abuelos pero casi nadie se molesta en imprimir las fotos que hace con el móvil. Yo creo que una de foto en Instagram no es lo mismo porque esto no son solo imágenes, son obras de autor.

«Estos artistas desarrollan ideas que parten de un planteamiento teórico y vital muy complejo»«Lo importante de los artistas es que cambian la percepción que tenemos del universo»

-Entonces no ha muerto el concepto de autor.

-No, y en esta exposición vemos que nunca ha habido tanto interés en ser autor. Cuando la fotografía no era considerada una de las bellas artes no se lograba ese protagonismo, pero ahora sí es posible. Además, estos artistas no van con la cámara encima ni haciendo fotos por la calle, desarrollan proyectos en su estudio de forma conceptual. Desarrollan ideas que parten de un planteamiento teórico y vital muy complejo.

-Entonces, ¿estamos hablando de arte o solo de fotografía?

-Esa pregunta me la hacían hace cuarenta años y sigue existiendo ese debate. En este caso estamos hablando de fotografía como obra de arte, lo que no quita que en otras imágenes solo hablemos de fotoperiodismo o documentalismo puro y duro. No todas las fotografías son arte, ni todos los fotógrafos son artistas pero la primera demostración de arte es la intención artística y estos fotógrafos la tienen.

-Es cierto que se genera debate en torno a que fotografía es arte y cual es una mera imagen de consumo.

-También se genera debate sobre la pintura de Miró y creen que es fácil de repetir pero lo importante de los artistas es que cambian la percepción que tenemos del universo.

-¿También lo logró Pollock con su abstracción?

-De otra manera. Lo que hace el auténtico artista es que nos pone en cuestión la realidad, nuestro entorno y nos organiza el caos.

-Como comisaria de la exposición, ¿les ha dado a los artistas libertad para elegir sus obras?

-Yo elijo al artista y a la obra y eso se debe respetar porque nuestro trabajo es crear un discurso concreto y el público lo va a ver aquí.

-Las obras de los catorce artistas son muy diferentes, ¿existe un hilo conductor entre ellas?

-Puedes darte cuenta de que todas giran en torno a un concepto de abstracción. Van mucho más allá de la representación de la realidad. También existe Roma como elemento común en muchas de ellas y un cierto interés por la arquitectura y el clasicismo. Además, la estancia en la Academia de España en Roma les ha marcado a todos, personalmente y como fotógrafos. Al final, han vivido en la misma época y en cada generación hay temas comunes.

-¿Se puede hablar de generación a pesar de sus diferentes edades?

-Sí, estamos ante una gran generación de nuevos fotógrafos españoles, porque la generación es la época en la que trabajas, no la edad que tengas. Pertenecen todos ellos a un grupo que se ha educado visualmente con las mismas referencias.

-De los catorce artistas hay solo tres mujeres, ¿han estado alejadas históricamente de la fotografía?

-La fotografía ha estado alejada de la academia y las mujeres siguen siendo minoría en todo. No obstante, yo nunca miro si son hombres o mujeres para seleccionar una obra.

-La exposición arranca con un proyecto fotográfico de Gregorio Prieto y Eduardo Chicharro. Entiendo que son un referente.

-No necesariamente. Prieto fue un artista lastrado por la Guerra Civil y su obra no tuvo la importancia que debería. Lo que es cierto es que comparte con ellos su estancia en la Academia y como eso influyó en su manera de ver el arte.