Aparecen centenares de peces muertos en la ría

Peces muertos encontrados a última hora de la tarde de ayer. /Colectivo Ecologista
Peces muertos encontrados a última hora de la tarde de ayer. / Colectivo Ecologista

Se trata de anguilas, carpas y muiles y el Colectivo Ecologista lo ha denunciado ante la Consejería de Medio Ambiente

YOLANDA DE LUISAvilés

Centenares de peces muertos, fundamentalmente anguilas, aunque también carpas y muiles, aparecieron en el cauce alto de la ría en la tarde de ayer. El Colectivo Ecologista ya lo ha denunciado ante la Consejería de Infraestructuras y Medio Ambiente. Los peces se encontraron en el río Llongas y en la ría de Avilés, donde desemboca este cauce. La mayor concentración estaba debajo del puente de la Marzaniella, en Trasona, al final del paseo de la ría.

Los ecologistas opinan que puede deberse a un vertido ya que, según dicen, «es sorprendente el elevado número de anguilas muertas en una zona concentrada, un pez muy resistente, especie que en Asturias no se puede pescar porque desde hace años se encuentra vedada por su escaso número. En España esta clasificada como especie vulnerable».

El vertido «se suma a la lista interminable de episodios contaminantes que acaban en la ría de Avilés, de la que cada poco tiempo nos anuncian que desaparecerá esa lacra, pero por más tiempo que pasa sigue produciendo con demasiada frecuencia para sonrojo de las autoridades que lo permiten. Que no son capaces de identificar a los responsables, que son impunes a las normativas ambientales y las buenas prácticas disponibles», señalan los ecologistas.

En su opinión, «estos hechos suponen un claro delito de acuerdo a la Ley Orgánica 10/1995 por parte de los autores, al haberse producido una contaminación continua por negligencia y supone daño grave para el equilibrio de los sistemas naturales, acreditado con la evidente contaminación que padece la ría».

«Esperemos que esta vez se hayan recogido muestras del vertido y de los peces muertos que permitan identificar al responsable, sancionarle adecuadamente, para que tomen medidas para evitar estos accidentes ambientales», concluyen los ecologistas.