La apertura del Museo del Puerto se retrasa por el mal estado de dos de sus fachadas

Los problemas de humedades surgidos en dos de las fachadas obligan a hacer obras en el Museo del Puerto antes de abrir. / MARIETA
Los problemas de humedades surgidos en dos de las fachadas obligan a hacer obras en el Museo del Puerto antes de abrir. / MARIETA

La Autoridad Portuaria ya ha contratado las obras de impermeabilización necesarias a una empresa especializada

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El Museo del Puerto, Espacio Portus, construido en la antigua nave de Astilleros Ojeda y Aniceto en San Juan de Nieva, retrasa su apertura. La Autoridad Portuaria preveía que iniciase su actividad a lo largo de las fiestas navideñas, pero la aparición de humedades en dos de sus fachadas obliga a retrasarlo al menos hasta el mes de marzo.

Los trabajos de recuperación de la nave se finalizaron el verano pasado. El proyecto contemplaba, entre otras actuaciones, mejoras para dos de las cuatro fachadas (la norte y la sur), en las que se colocaron a modo de revestimiento la teja retirada de la cubierta del edificio. Sin embargo, en las otras dos solo se hicieron obras de restauración y acondicionamiento, pero ahora han aparecido humedades que obligan a acometer trabajos más profundos.

Los técnicos han analizado la situación de las fachadas, construidas en su día con agua salina, lo que ha hecho que la nueva carga se haya venido abajo en algunos puntos y aparezcan humedades. Ahora, la empresa Bahía de Peran, contratada por el Puerto, aplicará la nueva carga que evite el problema y permita la apertura del museo con normalidad. La inversión necesaria ronda los 45.000 euros y las obras estarán finalizadas en tres meses.

Mientras, la Autoridad Portuaria ya contrató hace un tiempo al artista Ramón Isidoro para diseñar el proyecto de musealización de la exposición 'Portus' que se vio en el Niemeyer y que el mismo creó tras dar forma expositiva a la recopilación histórica de Miguel Calleja para celebrar el centenario de la Autoridad Portuaria. El proyecto se adaptará ahora a los aproximadamente 235 metros cuadrados que ocupará en el edificio y ya está siendo ultimado.

También el Ayuntamiento trabaja por su parte en lo que será otra de las patas de este museo, el centro de interpretación del Cañón de Avilés. Parte de los elementos que conformarán la exposición sobre este monumento natural son patrimonio del Ministerio de Transición Energética, antiguo de Medio Ambiente, con el que negocia el Consistorio desde hace ya algún tiempo para cerrar un convenio de cesión. El documento ya ha sido modificado siguiendo las indicaciones del ministerio y ahora solo se espera la aprobación definitiva para su firma e iniciar así los pasos para completar este centro de interpretación en la margen derecha de la ría. El gobierno prevé que antes del verano pueda estar todo definido y se abra también el centro de interpretación.

 

Fotos

Vídeos