Apoyo unánime de las asociaciones de vecinos

Una representación del movimiento vecinal de Avilés se concentró ayer en apoyo a los intoxicados ante las instalaciones de AZSA. /  P. BREGÓN
Una representación del movimiento vecinal de Avilés se concentró ayer en apoyo a los intoxicados ante las instalaciones de AZSA. / P. BREGÓN

E. FANJUL AVILÉS.

«Ver a toda esta gente aquí hoy con la que está cayendo nos da una fuerza increíble», manifestaba ayer agradecido David Román, uno de los tres extrabajadores intoxicados por mercurio en AZSA en huelga de hambre al comprobar como, a pesar de la intensa lluvia y el viento, su campamento se iba llenando de representantes de todas las asociaciones vecinales de Avilés y de otras entidades sociales que acudían a mostrarles su apoyo.

«Instamos a todas las autoridades y a las empresas a que hagan algo de manera urgente porque esta gente no puede estar aquí en estas condiciones», aseguró Pablo Castañón, de la Asociación de Vecinos Pedro Menéndez. Los representantes vecinales manifestaron una gran preocupación por la salud de los tres afectados en ayuno voluntario desde hace una semana. «Aquí puede ocurrir una tragedia, hay personas en unas condiciones lamentables y sería muy importante convencerlos para que continúen la protesta», destacó Antonio Gil, presidente de la Asociación de Vecinos de Versalles.

Román insistió en que «nos vemos con fuerzas para seguir aquí, que es donde creo debemos permanecer», concluyó.