Avilés tiene el índice más alto en la asistencia a domicilio

Y. DE LUIS AVILÉS.

El envejecimiento de la población ha hecho que la atención a los mayores desde el Ayuntamiento de Avilés haya dado un giro en los últimos años importante. De esta forma, la ayuda a domicilio es otra de las grandes cifras de las prestaciones de Servicios Sociales en la ciudad. El año pasado se beneficiaron 1.455 personas (914 a través del servicio municipal y 541 por la ley de dependencia). Significa que un 7,6% de la población diana recibe esta atención, que en la mayoría de las ocasiones se basa en ayuda a las actividades domésticas. Ese porcentaje sitúa a Avilés como el municipio con mayor índice de cobertura de las grandes ciudades asturianas.

El perfil de las personas que recurren a este servicio es el de una mujer (casi el 80% del total) mayor de ochenta años (algo más del 90% del total). El alto envejecimiento de la población avilesina explica que en los últimos cuatro años se haya producido un aumento de la demanda del 18%, con un crecimiento fundamentalmente en la atención por dependencia. De los 1.233 beneficiarios en 2015 se ha pasado a 1.455. La mayor parte son personas mayores, 1.308; mientras que 132 son atendidos por sus problemas funcionales y cuatro de las prestaciones están relacionadas con la familia y la infancia. Las otras once se engloban en el apartado de otros.

La mayor parte de los avilesinos que llegan a este servicio de ayuda a domicilio a través de la dependencia tienen reconocido el grado uno. Aunque el número de usuarios de la ayuda a domicilio por dependencia es claramente menor que el municipal, si se analiza el dato por horas de servicio, esos 424 dependientes aglutinan la mitad de las horas que se prestan.