El juicio por el caso Niemeyer se prolongará hasta el 30 de julio

Natalio Grueso en una de las sesiones del juicio./EFE
Natalio Grueso en una de las sesiones del juicio. / EFE

La Audiencia Provincial notifica a las partes el nuevo calendario, que prorroga las sesiones dos meses y medio de la fecha inicial prevista para su finalización

EFE

La Audiencia Provincial de Asturias ha prorrogado hasta el 30 de julio el juicio del caso Niemeyer, dos meses y medio después de la fecha inicial prevista para su finalización, ante la complejidad de la causa y las prolijas declaraciones de los acusados entre ellos del exdirector general del centro cultural, Natalio Grueso.

A través de una providencia, el tribunal de la Sección Tercera ha dado traslado a las partes del calendario definitivo sobre el desarrollo de las sesiones y les ha pedido que se posicionen sobre la continuidad de las medidas cautelares que pesan sobre Grueso.

La defensa del exdirector general había pedido al tribunal que se dejara sin efecto la medida de libertad provisional que se le impuso tras haber permanecido en paradero desconocido y haber facilitado dos domicilios en los que no residía, lo que había imposibilitado entregarle la citación al juicio.

Grueso afronta una petición fiscal de once años de cárcel, diez años de inhabilitación y una multa de 24.000 euros por las irregularidades detectadas durante su etapa al frente del centro relacionadas con la emisión de facturas falsas o manipuladas.

El tribunal se ha visto obligado a variar todas las fechas previstas al confluir varias circunstancias, entre ellas que en las cuatro sesiones que se han celebrado hasta ahora, los días 18, 19, 20 y 25 de marzo, no se ha podido concluir el interrogatorio de los acusados. En esos cuatro días declararon Grueso; su exesposa Judit Pereiro; el exsecretario de la Fundación, el abogado José Luis Rebollo, y el exagente de viajes, José María Vigil, pero aún queda pendiente la declaración del también acusado Marc Martí, exjefe de Producción del Centro Niemeyer.

Esa circunstancia, unida a la probabilidad de que las declaraciones testificales y periciales puedan no practicarse en su totalidad con el calendario actual y a la incidencia que supone que la sala de vistas se destine a funciones de la Junta Electoral Provincial, debido a las elecciones del 28 de abril y del 26 de mayo, han obligado a reelaborar el cronograma de las sesiones.

Así, el juicio se reanudará el próximo 22 de abril con la declaración de Martí antes de que comiencen las declaraciones de los testigos que se abrirán con la de la exconsejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, y de su sucesora Mercedes Álvarez así como de los ex alcaldes de Avilés Pilar Varela y Santiago Rodríguez Vega.

Asimismo, habrá sesión el 24 de abril y se retomará la vista oral los días 6,7,8,13,14 y 22 de mayo. El 23 de mayo prestará declaración la también exconsejera de Cultura, Ana González, que denunció ante la Fiscalía las presuntas irregularidades durante su mandato como presidenta del Patronato del Niemeyer.

En junio se han señalado vistas los días 19, 20 y 21, en los que está previsto que declaren, entre otros testigos, la exconsejera de Cultura entre los años 2007 y 2008 Encarnación Rodríguez Cañas y la actual consejera de Hacienda, Dolores Carcedo mientras que en julio habrá sesiones los días 11, 22, 23, 29 y 30.

En el procedimiento están personados como acusaciones particulares Foro Asturias, que pide para Grueso una pena de 13 años de prisión, y la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, que solicita para él una condena de 15 años y 6 meses.

Junto a Grueso se juzga a su exmujer, Judit Pereira, quien afronta una pena de dos años de prisión; a José María Vigil, para quien el fiscal pide ocho años de cárcel; a José Luis Rebollo, sobre quien pesa una petición fiscal de dos años y tres meses de prisión y Marc Martí, que afronta una petición de un año y medio de prisión.