Avilés rinde homenaje a Pedro Menéndez en el quinto centenario de su nacimiento

El acto se celebró ante la estatua erigida en el parque de El Muelle en memoria del Adelantado. / Marieta

La alcaldesa reivindica la figura del Adelantado de La Florida, «un desconocido para parte de la población», durante la ofrenda floral depositada en su estatua

J. F. G.

Avilés recupera su memoria histórica. Ha comenzado a saldar su deuda con Pedro Menéndez de Avilés, El Adelantado de La Florida, uno de sus vecinos más ilustres. Tal y como admitió la alcaldesa, Mariví Monteserín, en el homenaje que se le rindió a mediodía de este viernes, coincidiendo con el quinto centenario de su nacimiento, a pies de la estatua levantada en su honor en el parque de El Muelle «a pesar de sus grandes conquistas es un desconocido para una parte de la población, especialmente para los jóvenes».

Fue acto sencillo y emotivo, una ofrenda floral en la que participaron unas doscientas personas, con representación de la Armada, el Ejército de Tierra, la Guardia Civil y la Policía Nacional, así como de una amplio abanico de asociaciones e instituciones, desde veteranos de distintos cuerpos de las Fuerzas Armadas hasta la asociación de vecinos que lleva su nombre, Pedro Menéndez de Avilés, cuyos miembros iban ataviados con ropas de la época. También estaba Álvaro Armada, conde de Revillagigedo y descendiente directo del Adelantado, título concedido por Felipe II a su antepasado que a día de hoy conserva.

El homenaje fue organizado por el Ayuntamiento. Junto a la alcaldesa y dos concejales del equipo de gobierno, la de Cultura, Yolanda Alonso, y el de Interior, Raúl Marquínez, completaban la representación de la Corporación concejales del Partido Popular, Ciudadanos y de los no adscritos. Tras reunirse en la plaza de España, los participantes marcharon a pie hasta la cercana iglesia de San Antonio de Padua, donde descansan los restos mortales de Pedro Menéndez de Avilés.

Tras la visita el acto central, en el que también intervinieron la cronista oficial de la villa, Pepa Sanz, y el comandante naval de Asturias, capitán de navío Carlos Orueta. Dos tripulantes del patrullero 'Centinela', amarrado en la dársena de San Agustín y en jornada de puertas abiertas, depositaron una corona de flores a pies de la estatua para concluir con el himno nacional.