«Guarro que veo, guarro que apaleo»

Un avilesino se enfrenta a dos años de cárcel por mensajes homófobos, racistas y xenófobos

A. S. AVILÉS.

El Ministerio Fiscal considera un delito de odio los mensajes publicados por un avilesino en la red social Twitter, y por eso llevará ante el Juzgado de lo Penal número 2 de la ciudad el próximo lunes una petición que puede implicar su ingreso en prisión. El fiscal hace un análisis pormenorizado de sus expresiones en mensajes que publicaba en su cuenta personal, y ve en ellos un posible delito de odio dado su «carácter homófobo, racista y xenófobo».

El Ministerio Fiscal sostiene que, el 30 de octubre de 2014, hace ya cerca de cuatro años, el acusado introdujo en la red social Twitter, bajo un seudónimo, el mensaje: «El asesinato de Federico García Lorca está justificado desde el minuto uno por maricón. He dicho».

Según consta en el escrito de acusación divulgado ayer por la Fiscalía Superior del Principado de Asturias, el fiscal también considera un delito de odio otros mensajes publicados por el avilesino que se sentará en el banquillo de los acusados el próximo lunes. En uno de ellos, bajo la imagen de la película 'La naranja mecánica', habría puesto el siguiente comentario: «Guarro que veo, guarro que apaleo». En otro mensaje redactó: «Los españoles primero. Rojos no, gracias. ¡Viva España!».

También habría publicado en la misma red social otros mensajes sobre la supremacía racial blanca, refiriéndose, entre otros, al término «aryanism» (referente a la «raza aria»), algo que, según la Fiscalía, reforzaría el carácter racista y xenófobo por el que pide una pena de dos años de cárcel a su autor.

El Ministerio Fiscal defiende que los hechos son «constitutivos de un delito de odio del artículo 510.1 (redacción anterior a 2015) del Código Penal y solicita que se condene al acusado a dos años de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multa de nueve meses a razón de diez euros diarios (2.700 euros)». A esto se le añadiría el pago de las costas procesales en el caso de que el juez considere las acusaciones del fiscal y dicte sentencia en contra del avilesino acusado de haber escrito esos mensajes.

El delito de odio está castigado en el Código Penal con pena de prisión de uno a cuatro años, y además con la pena de multa de seis a doce meses. Este tipo de delito o fomento de la violencia contra grupos o personas determinadas por motivos racistas, étnicos, ideológicos, religiosos, etcétera, pretende proteger el respeto al diferente, sometiendo las libertades de expresión e intelectuales, a un principio superior: «la igualdad y dignidad de todos los ciudadanos».

Esas penas «se impondrán en su mitad superior cuando los hechos se hubieran llevado a cabo a través de un medio de comunicación social, por medio de internet o mediante el uso de tecnologías de la información, de modo que, aquel se hiciera accesible a un elevado número de personas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos