El Ayuntamiento de Castrillón busca zonas de aparcamiento alternativas en los principales arenales

Los accesos al sablón de Bayas se llenan de vehículos. / LVA
Los accesos al sablón de Bayas se llenan de vehículos. / LVA

El edil de Interior, Javier González, ha pedido a la Policía Local y a Guardia Civil reforzar los controles en Bayas los días de especial afluencia

SHEYLA GONZÁLEZPIEDRAS BLANCAS.

El Ayuntamiento de Castrillón está buscando zonas de aparcamiento alternativas en los principales arenales del concejo ante los problemas de estacionamiento que se están dando, especialmente los días de más calor, cuando un mayor número de bañistas se desplazan a las playas. La concejalía de Interior insiste en que se trata de «poner solución a medio o largo plazo. Este verano no dará tiempo pero eso no quiere decir que no estemos haciendo nada», indicó Javier González.

Como medida más inmediata, se ha pedido la colaboración de la Policía Local y de la Guardia Civil para controlar el tráfico en Bayas. El sablón recibe este año a un mayor número de personas, muchas de ellas atraídas por la zona habilitada para perros. «Ahí es donde se están dando la mayor parte de los problemas, así que he pedido que se haga un control más especial para evitar que se repitan situaciones como las del pasado fin de semana», comentó González, que insistió en que «no queremos sancionar, pero no se puede aparcar de cualquier manera y no se puede dejar el coche tirado impidiendo el paso de otros».

Por otro lado, insiste en la necesidad de convertir el viejo camping de Naveces en una zona de aparcamiento que de servicio a la playa de Santa María del Mar. «En este caso la solución la tenemos ahí, pero hay que habilitarlo y no será para ya», explicó el edil socialista. El pasado jueves también se vivieron momentos de especial dificultad para el tráfico en Arnao, a los que se suma Salinas, como playa referente en el concejo.

El autobús en Salinas

«En Salinas es más complicado buscar alternativas, por eso se están estudiando posibles iniciativas para fomentar el uso del transporte público», señaló González. A San Juan de Nieva, Salinas y Arnao llega el transporte urbano, mientras que a Santa María del Mar lo hace la línea de Alsa. «Lo más complicado siempre es para la zona rural, pero los técnicos también están mirando los técnicos, aunque en estos casos la solución no atañe solo al Ayuntamiento, sino también al Consorcio de Transportes, con quien nos reuniremos», matizó el edil.

Mientras, las altas temperaturas de ayer atrajeron de nuevo a numerosos vehículos a las inmediaciones de los arenales, llegando a generar tráfico lento en algunos puntos o problemas de aparcamiento, como en Bayas, donde el estacionamiento que hay a la entrada del sablón se quedo pequeño, obligando de nuevo a los usuarios a dejar sus coches en la carretera.

Los vecinos piden medidas y más señalización para evitar que los bañistas dejen los turismos en fincas privadas o en medio de los caminos y que impidan el acceso.