«Si los bomberos tardan diez minutos más se nos quema la casa entera»

Los Bomberos sofocaron el incendio./MARIETA
Los Bomberos sofocaron el incendio. / MARIETA

Un incendio calcina un garaje en una vivienda de La Lleda, Avilés

ALEJANDRO L- JAMBRINA

En torno a las tres y media de esta tarde se producía un incendio en el garaje anexo a una vivienda del Camino Miranda de Valparaíso, junto a la depuradora de agua de La Lleda, Avilés. Fueron los vecinos de la zona quienes llamaron a los bomberos ya la Policía Local, que movilizaron un amplio dispositivo en cuestión de minutos. Los dueños de la casa, una familia que regenta un bar en Miranda, no se encontraban en el momento de los hechos en su vivienda «porque habíamos llevado a mi padre al hospital justo en ese momento», señalaba la dueña del garaje, Adela García Puga.

Los bomberos apagaron las llamas «lo más rápido que se pudo» pero el garaje resultó calcinado por completo sin que aún se haya detectado el foco del incendio. La vivienda no sufrió mayores daños, a excepción de unas ventanas rotas y las cortinas algo quemadas, «pero si los bomberos hubiesen tardado diez minutos más, se nos quema la casa entera», aseguraba la dueña haciendo alusión a la suerte que han tenido. En el interior de la cochera había varios electrodomésticos, el tendedero, cajas de almacenaje y una moto que fue pasto de las llamas por completo. «La presencia de combustibles ha ayudado a propagar las llamas, han tenido suerte con la vivienda», declaraban los bomberos aún en el lugar de los hechos.

Esta familia ha tenido mucha suerte, «pues suele haber mucha gente en casa normalmente». Adela García vive con su marido, dos de sus hijos y su padre de 83 años y enfermo de parkinson. «Si llegamos a estar en casa hubiese sido mucho peor porque mi padre tiene su cama justo al lado del garaje y le hubiese costado mucho salir de la vivienda», declaró la dueña. El seguro de los propietarios ya ha confirmado que se pasarán a evaluar los daños y estudiar el foco del incendio, pero los dueños están seguros «de que habrá que tirar abajo el garaje por completo».