Calles del centro que «no permiten la circulación fluida y con seguridad»

Y. DE LUIS AVILÉS.

El Plan para la Movilidad Multimodal en el Área Metropolitana del Principado de Asturias apuesta por la peatonalización como fórmula para disuadir del uso del coche en el centro de las tres grandes ciudades. Asegura que Oviedo y Gijón ya tienen planes en esa dirección y sobre Avilés plantea que debe continuar la peatonalización que se ha realizado y propone veinte nuevos viales del entorno del casco histórico que pasarían a estar prohibidos a la circulación.

Algunos de ellos ya tienen la velocidad restringida ahora porque han sido reducidos a un único carril y han sido adoquinados, como es el caso de Marcos del Torniello, el primer tramo de la avenida de Alemania, Cabruñana o Luz Casanova. En el caso de la primera plantea su peatonalización entera, incluida la plaza de La Merced y se uniría a la peatonalización de Emile Robin, la plaza de Pedro Menéndez y la calle del mismo nombre.

Otras calles por las que ya no circularían coches sería el segundo tramo de Doctor Graíño y La Muralla. A ellas se sumarían las perpendiculares a Llano Ponte y la calle Palacio Valdés y la del Marqués.

Una propuesta que cambiaría completamente la circulación en el centro de la ciudad, a la que se accedería desde Pruneda o la avenida de Cervantes, fundamentalmente.

Temas

Avilés