«Hay que capitalizar la longevidad y empezar a verla como un activo»

Cristina Muñiz, ayer durante su charla. / OMAR ANTUÑA
Cristina Muñiz, ayer durante su charla. / OMAR ANTUÑA

Cristina Muñiz Profesora de Economía de la Universidad de Oviedo

EVA FANJUL

«El estado de salud de las personas mayores en una población tan envejecida como la nuestra tiene una enorme influencia en la economía», aseguró ayer en Avilés Cristina Muñiz Artime, profesora e investigadora del Departamento de Economía de la Universidad de Oviedo. Muñiz impartió ayer la ponencia 'Deporte y salud: envejecimiento activo', dentro del curso de Extensión Universitaria 'Aula de Economía. Economía de la vida cotidiana', que se desarrolla en La Ferrería.

-Habla usted de salud, deporte y envejecimiento activo en un curso de Economía ¿cómo encaja eso?

-Yo soy economista y me estoy especializando en la investigación de la relación entre la participación deportiva y la salud desde un punto de vista económico. Lo centro todo un poco en el envejecimiento de la población en las sociedades, en cómo muchas personas mayores no llevan hábitos saludables y ni se plantean hacer ejercicio físico porque a lo mejor nunca lo ha hecho; y lo relaciono con los problemas económicos que tiene la Sanidad como los enfermos crónicos, por ejemplo, porque muchas de las personas que no tienen hábitos saludables presentan enfermedades crónicas.

-¿Debería ser este un tema prioritario en las políticas económicas?

-Sí, sin duda. Se da la paradoja de que estamos en una sociedad muy envejecida, con la segunda esperanza de vida más alta del planeta, solo por debajo de Japón, y sin embargo parece que se centra en la gente joven y que aparta a los mayores por que se piensa que tienen poco que aportar. Por eso pienso que deberíamos centrarnos más en esa etapa de la vida, en cómo mejorarla para que sea más productiva.

-¿Cómo se puede mejorar esa productividad?

-Yo hablo de capitalizar la longevidad, es decir, sacar partido a esa esperanza de vida. Si la gente está más sana en la edad de la jubilación puede seguir aportando a la sociedad. Y no hablo solo de trabajos remunerados, me refiero también a labores de voluntariado. Para ello hay que promover medidas sociosanitarias porque aún no estamos preparados para hacer frente a esto, por ejemplo, en España hay pocos especialistas en geriatría.

-¿Habla usted de mayor actividad física pero también social?

-Claro, debemos cambiar la perspectiva hacia las personas mayores, dejar de atribuir a la edad ese matiz peyorativo e incorporarla como una etapa más de la vida que también puede ser productiva no solo una carga. Existe el 'edadismo', la discriminación por términos de edad, que es el tercer tipo de discriminación más extendido después del machismo y del racismo.