Cáritas continúa con los sin techo en Valliniello tras dejar la gestión del albergue

Uno de los usuarios del albergue de transeúntes, viendo la televisión. /  MARIETA
Uno de los usuarios del albergue de transeúntes, viendo la televisión. / MARIETA

La entidad estuvo más de una década al frente del centro para personas sin hogar, cuya gestión pasa ahora a manos de la empresa Grupo Cinco

E. F. AVILÉS.

En unos días se cerrará oficialmente la etapa de Cáritas Diocesana al frente del albergue municipal para personas sin hogar de Avilés. La organización católica estuvo vinculada al centro de la calle de La Estación desde hace más de diez años, primero por adjudicación directa y desde 2015 a través de un concurso convocado por el Ayuntamiento de Avilés. La gestión pasa ahora a manos del Grupo Cinco, una empresa especializada en proyectos y gestión de centros y servicios sociales, sociosanitarios y educativos, que está presente en siete comunidades autónomas.

Los motivos del cambio son económicos. Según manifiesta Cáritas, en los últimos cuatro años, tras el concurso del año 2015, la organización «ha tenido que hacer una inversión de 214.406 euros , por encima del contrato».

A esto se sumaron después las condiciones reflejadas en los pliegos de licitación del albergue municipal. Por un lado, «un precio por debajo del coste actual. Esto conllevaría a una continua inversión por parte de Cáritas en los próximos cinco años», comunicó la entidad. Circunstancia que se vería «agravada por no contemplarse cláusula de revisión anual».

Cáritas registró después un documento en el Ayuntamiento, en el que detallaba su estimación de costes fijos y variables, superiores a los de la licitación. Esta comunicación supuso para la Mesa de Contratación la vulneración del «secreto de las proposiciones» que exige la ley, ya que desvelaba la oferta económica que debía ir incluida en uno de los sobres, por lo que la entidad quedó excluida del proceso de licitación.

Ahora la organización continuará su labor con las personas sin hogar a través de los proyectos que tiene abiertos en Avilés. Uno de ellos, la casa de acogida Luz Rodríguez Casanova', en Valliniello. Este recurso está destinado a la acogida y reinserción de las personas sin hogar.

La casa cuenta con diecinueve plazas tanto para mujeres como hombres, que vienen derivados de otros servicios. En este centro se ofrece una atención integral, a través de trabajadores y voluntarios, que realizan un seguimiento continuo desde la acogida hasta la reinserción. Se trata de un acompañamiento consensuado con las propias personas usuarias de la instalación. Además de la adaptación a la convivencia, en al que todos colaboran con las tareas habituales de la casa, allí se les facilita el acceso a los diferentes recursos de integración social necesarios, desde los educativos a los sanitarios, pasando también por la tramitación de la documentación.