Cáritas deja la gestión del albergue de personas sin hogar después de trece años

Cáritas deja la gestión del albergue de personas sin hogar después de trece años
Un grupo de transeúntes en el comedor del albergue de la calle la Estación. / MARIETA

La entidad afirma que el precio del contrato no cubre los costes y que en han aportado 214.400 euros de su bolsillo desde 2014

RUTH ARIAS AVILÉS.

Cáritas dejará de gestionar el albergue de transeúntes de Avilés, algo que llevaba haciendo los últimos trece años, desde que se abrió el centro en la calle de La Estación. La razón no es otra que la puramente económica. A pesar de tratarse de un servicio municipal del que son adjudicatarios, en los últimos cuatro años han tenido que aportar de su bolsillo 214.440 euros para poder sufragar los costes. El dinero aportado por el Ayuntamiento resultaba insuficiente.

«Es cierto que el Consistorio ha hecho un esfuerzo, pero está lejos del coste real del proyecto», señala la secretaria general de Cáritas Asturias, María Luz Baeza. Para la entidad, mantener la gestión del albergue supondría «invertir dinero», y tampoco estaban conformes con las condiciones del contrato, donde se estipulaba que los costes no serían revisables y la duración del mismo se aumentaba de cuatro a cinco años. «Entendemos que siendo un servicio público, los costes debe sufragarlos el Ayuntamiento», explica Baeza.

Sus argumentos fueron expuestos por escrito al Ayuntamiento en un documento que metieron por registro y en el que detallaban que su estimación de costes fijos era superior al precio de licitación en unos 100.000 euros y en la parte variable, que depende del número de usuarios diurnos, donde el pliego establece 5,75 euros por usuario y día, Cáritas estimaba unos 6,33.

Emaús declina presentarse al concurso por considerarlo «deficitario»

No han sido los únicos a los que las cuentas no les salían. Otra entidad local, Emaús, gestora del Ecocentro de la avenida de Lugo, también remitió un documento al Consistorio en el que expresaban su interés en concursar y, de hecho, aseguraban haber preparado un proyecto técnico y la documentación pertinente, pero finalmente decidieron «no presentar oferta, pues resulta deficitario con el valor estimado en el apartado quinto del pliego de cláusulas administrativas».

La mesa de contratación resolvió que con su comunicación, Cáritas Diocesana había vulnerado «el secreto de las proposiciones» que exige la ley, puesto que desvelaba la oferta económica que debía ir incluida en uno de los sobres. Se decidió así excluir a Cáritas del proceso, quedando únicamente en el mismo una empresa sevillana, Atención Social en Emergencia Grupo, ya que solo se habían presentado dos ofertas.

Otros proyectos

«Lo sentimos mucho porque llevamos muchos años trabajando allí, y esperamos que el servicio se pueda mantener como hasta ahora», dice Baeza. A partir de ahora, los fondos que dedicaban a completar la financiación del albergue los destinarán a «otros servicios de transeúntes» de los que llevan a cabo. El principal es una casa de acogida en Valliniello con capacidad para catorce personas. Luego, ampliarán su proyecto Red Hogares para alojar a familias que se han quedado sin vivienda y que funciona en Oviedo y Gijón. Ahora se extenderá a Avilés.

Cáritas tenía ocho trabajadores contratados, que deberán ser subrogados. Acudían también voluntarios de la entidad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos