La carrera por el primer bonito arranca el martes

La carrera por el primer bonito del año se pondrá en marcha el martes. Dos barcos con base en Avilés, el 'Esmeralda Tercero' y el 'Berriz Amatxo', ambos del mismo armador, Fidel Álvarez Garaot, patrón de uno de ellos, zarparán rumbo a aguas próximas al archipiélago portugués de las Azores, en el Atlántico, a unos 1.400 kilómetros al Oeste de Lisboa, área en la que a estas alturas del año nada el preciado pez. El primero es el que mejor se paga. El año pasado alcanzó la desorbitante cantidad de trescientos euros el kilo. Eso sí, solo una tina, 122 kilos, presentada en común por los dos barcos de Álvarez Garaot y por el 'Nuevo Chisu', de Cantabria. Como todos los años la costera es una incógnita, si bien la abundancia de bocarte permite aventurar que los grandes bancos no tardarán en entrar en el Golfo de Vizcaya. Fue lo que sucedió el año pasado, una campaña para la historia. La costera se cerró en agosto, lo nunca visto, al agotarse el cupo. La mayor parte se la llevaron los pelágicos franceses e irlandeses y los 'tanqueros' vascos, barcos de gran capacidad que faenan con cebo vivo y no venden en Avilés. Para la flota de curricán (cacea), el arte más artesanal y selectivo, fue un duro revés. Con todo fue una de las costeras más generosas, por encima de 1,2 millones de kilos subastados en Avilés.