Las casas de maestros de La Luz se convertirán en edificios eficientes para jóvenes

El diseño para Fray Junípero Serra. / LVA
El diseño para Fray Junípero Serra. / LVA

El concurso promovido por el Ayuntamiento selecciona dos proyectos en los que los dos edificios tendrán una nueva imagen exterior

YOLANDA DE LUISAVILÉS.

Las viviendas de maestros de La Luz situadas en Fray Junípero Serra y Ponce de León ya tienen proyecto arquitectónico para iniciar una nueva fase en su historia, la de convertirse en pisos que el Ayuntamiento pondrá en el mercado del alquiler para los jóvenes. El concurso de ideas convocado por el propio Consistorio llegó ayer a su fin con el fallo del jurado. Los dos proyectos seleccionados suman una inversión de 1,4 millones de euros.

Para Fray Junípero Serra el proyecto que se ejecutará es 'Rehabitar', de Joan Casals Pañeda, José Luis Cisneros Bardolet y Belén Ramos Jiménez. Del proyecto el jurado destaca «el resultado formal exterior e interior y la flexible distribución para las viviendas que favorece múltiples posibilidades de uso mediante la transformación y combinación de sus espacios habitables». Además, se valora la solución que aporta para el linde de la parcela con la del colegio y para la eficiencia energética. En este sentido plantea en sus fachadas noroeste e interiores un revestimiento a base de cal y corcho para mejorar la conductividad térmica, una fachada ventilada a base de policarbonato y una cubierta que contribuya también a esa ventilación, además de recoger el agua de lluvia para el riego de las zonas verdes de la parcela.

En Ponce de León el proyecto que se ejecutará es 'Trasgu', de Pablo Noya Suárez. El jurado destacó en este caso «la potente imagen exterior conseguida por medio de una envolvente, el tratamiento de los huecos de la fachada existentes, la acertada ordenación de la parcela y que minimice la intervención sobre las estructuras preexistentes incorporándolas al diseño». En el interior de las viviendas ha diseñado espacios fluidos muy abiertos. Este proyecto incluye una sala polivalente de uso común.

Una vez reformados, los dos edificios contarán con nueve viviendas cada uno, de uno, dos y tres dormitorios, un local para uso común y dieciocho aparcamientos. Al menos una vivienda por bloque será plenamente accesible, y se habilitará un trastero para cada vivienda.

Los ganadores, además del premio, tienen ahora el derecho de optar a la redacción de los proyectos y la dirección de obra. El equipo de gobierno prevé que este mismo año puedan licitarse el proyecto para que las obras se inicien a lo largo del próximo ejercicio.