Las casetas esperan una subida de las ventas en la recta final del Celsius

Público del Celsius entre las casetas del festival. / MARIETA
Público del Celsius entre las casetas del festival. / MARIETA

MARINA MARTÍN AVILÉS.

Dieciséis son las casetas de madera que se encuentran durante los cuatro días del festival Celsius en la plaza de Álvarez Acebal. Llenas de libros, merchandising y artesanía esperando a ser comprada por los asistentes al evento.

Sin embargo, las ventas los dos primeros días no fueron las esperadas en muchos de los puestos. «Llevamos viniendo desde 2013 o 2014 y notamos menos gente» cuentan desde la caseta de artesanía 'El arcano', aunque esperan que la recta final vaya algo mejor pues «normalmente son los días fuertes». Casi al lado, desde una caseta de merchandising la opinión es parecida. «Es el cuarto año que venimos, y el más flojo», explican, «puede tener que ver con la Semana Negra que está siendo a la vez en Gijón, el público es parecido y se divide.».

Uno de los puestos que no ha notado diferencia es el de libros de segunda mano. Esta caseta vende los libros que la gente les trae al principio del festival, y les da el 75% de los beneficios al terminar. Siempre tiene gente alrededor, y es que «prácticamente ningún libro cuesta más de diez euros, y los hay hasta por uno o dos».

La librería Cervantes se ha animado a participar por primer año y tiene en la parte más visible del stand los libros de los autores que firman en la feria. «La saga de 'Fairy Oak' se está vendiendo bien», repasan, mirando el puesto, «y de autores, Iria G. Parente y Selene M. Pascual también nos funcionan muy bien, como Ana Campoy».

Es el primer año participando con stand propio para la editorial 'Héroe de Papel', especializada en libros sobre videojuegos, aunque admite que las dos novelas que han sacado recientemente están «vendiéndose bastante».

Algo parecido cuentan en la caseta de la editorial Huso, que vende literatura de fantasía de todas las épocas, tanto en formato de novelas como relatos. «Es nuestro primer año aquí, y es verdad que por lo que me han contado es un año complicado por coincidir con la Semana Negra, afecta a las ventas» aunque desde luego quieren dejar claro que «la experiencia es muy positiva, nosotros al menos repetiremos, y el año que viene a la gente ya le sonará nuestra editorial, ya sabrá que existimos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos