Causan destrozos a una veintena de coches en dos garajes de Avilés

Jesús García posa junto a su taxi dañado en el garaje de la calle Toso Muñiz. / O. ANTUÑA
Jesús García posa junto a su taxi dañado en el garaje de la calle Toso Muñiz. / O. ANTUÑA

Los autores, cuya identidad investiga la Policía Nacional, se llevaron principalmente dinero del interior de los vehículos en la calle Toso Muñiz de Puerta de la Villa

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

Un BMW con la ventanilla del conductor reventada, un Seat Exeo con los cristales hechos añicos, un Volkswagen Golf forzado en su cerradura, un Peugeot 206 sin el cristal de su puerta delantera izquierda... Y así hasta una veintena de vehículos estacionados en dos garajes subterráneos de la calle Toso Muñiz de Puerta de la Villa, en El Arbolón. Todos ellos amanecieron ayer sábado con daños en su estructura, el interior revuelto y en algunos casos sin objetos de valor que sus dueños guardaban en su interior, principalmente dinero, que parecía ser la principal motivación de los ladrones.

«Lo peor no es el daño que te hacen y las vueltas que das para repararlo, además del dinero del cambio que se llevan -en su caso, unos 50 euros-. Para mí lo peor es que ahora tengo que estar cinco días sin trabajar», lamentaba ayer a primera hora de la tarde Jesús García, taxista de profesión. No fue el único de su gremio entre los perjudicados por el robo en vehículos en el número 1 de la calle Toso Muñiz. A escasos metros también aparca su taxi Juan José Varela, aunque en su caso tuvo más suerte ya que los ladrones, a pesar de que intentaron reventar la ventanilla del conductor, no lo consiguieron y decidieron cambiar de objetivo ante la premura por llevarse el mayor botín posible.

Más información

En este garaje del número 1 de la citada calle de Puerta de la Villa se contabilizaron hasta diez vehículos afectados. Todos situados estratégicamente en zonas poco visibles para no ser descubiertos, sobre todo en las esquinas, y tapadas por coches de mayor tamaño. En el caso del garaje al que se accede desde el número 4 de Toso Muñiz, su atrevimiento llegó más lejos porque los ladrones llegaron a forzar puertas de plazas de garaje cerradas, para acceder no solo a los vehículos, sino también a otras pertenencias que los propietarios suelen tener guardadas, como bicicletas y demás artículos de valor. No obstante, el principal objetivo de los autores de los destrozos era el dinero, ya que en algunos coches solo se llevaron monedas, a pesar de que había otros artículos de valor, como gafas de sol.

Agentes de la brigada científica de la Policía Nacional tomaron ayer huellas tanto en los vehículos dañados como en las puertas de acceso que fueron forzadas por los ladrones para entrar a los garajes. Según las primeras hipótesis que trasladaron a algunos propietarios, tienen fundadas sospechas sobre la identidad de los autores, que serían viejos conocidos de la Policía, individuos con problemas de drogadicción, lo que explicaría que su objetivo principal fuese el dinero. También según esas pesquisas en uno de los garajes, el del número 1 de la calle, habrían huido al saltar la alarma de un vehículo.

La mayor parte de los propietarios afectados acudieron ayer a la Comisaría de la Policía Nacional para interponer la correspondiente denuncia.

 

Fotos

Vídeos