El Celsius 232 entrega sus galardones a las mejores novelas y cómics del año

Tomi Edeyemi, Emil Ferris y Daryl Gregory ganadores junto a los españoles Leticia Costas, Pilar Pedraza y Albert Monteys fueron premiados

ÁLVARO F. SÁNCHEZAVILÉS.

La octava edición del festival Celsius 232 celebró ayer la entrega de premios 2019, dónde se dieron a conocer los ganadores de los premios Kelvin 505, los Lorna y los elegidos por la propia dirección del evento. Una ceremonia que comenzó con una mención de honor y un agradecimiento especial a los miembros del Club Celsius, que son los mecenas clave para que este evento siga vivo. También se celebró un sorteo entre los miembros en el que podían ganar una cesta de libros.

Los primeros premios en entregarse fueron aquellos elegidos por los tres miembros de la dirección, el primero de ellos fue Diego García Cruz quién entregó su premio Joe Abercrombie, autor inglés con novelas como 'La voz de las espadas' o 'Media Guerra', por otro lado Jorge Iván Argiz entrego su premio al escritor español Cesar Mallorquí, autor de libros como 'La catedral' y '21 relatos contra el acoso escolar', por último Cristina Macía estregó su premio a Ana Campoy, autora de novela infantil. «Jamás he gastado tanto dinero en un libro como en 'Familia a la fuga'», decía Macía a la escritora mientras le entregaba el galardón.

Continuaron con la entrega de los premios Kelvin 505, donde Pilar Pedriza se llevo el premio a la mejor novela original en castellano por su obra 'El amante germano'. El Kelvin a la mejor novela traducida al castellano fue para 'La familia extraordinaria Telemacus' del estadounidense Daryl Gregory y traducida por Carles Andreu. La autora gallega, Leticia Costas, se llevo el Kelvin a la mejor novela juvenil original en castellano por su obra 'La balada de los unicornios'. El último Kelvin, a la mejor novela juvenil traducida al castellano fue para la escritora estadounidense de 25 años, Tomi Adeyemi, por su obra 'Hijos de sangre y hueso' traducida por Ana Mata Buil, quién recibió el premio por ella.

En cuanto a los premios Lorna, el ilustrador catalán, Albert Monteys, se llevó el premio al mejor cómic nacional de ciencia ficción, fantasía o terror publicado por primera vez en España por su obra 'Universo'. Por otro lado, la dibujante americana, Emil Ferris, se llevó el Lorna al mejor cómic extranjero de ciencia ficción, fantasía o terror publicado por primera vez en España, por 'Lo que más me gusta son los monstruos' la que ya es considerada como la novela gráfica del año, superando a uno de los gigantes de Marvel.