La colaboración ciudadana permite encontrar en Oviedo al avilesino desaparecido

Imagen de archivo de Mario Sanz. / LVA
Imagen de archivo de Mario Sanz. / LVA

Mario Sanz, de 43 años, se encontraba pidiendo en la puerta de un conocido supermercado y fue trasladado al HUCA para su evaluación

E. F. / A. S.

La colaboración ciudadana puso fin ayer a la búsqueda de Mario Sanz, el avilesino de 43 años que llevaba desaparecido desde el pasado miércoles. Hacia las 11 de la mañana de ayer, un hombre reconocía a Mario Sanz cuando éste se encontraba pidiendo a las puertas de un supermercado situado en la calle Fuertes Acevedo de Oviedo.

Instantes después, este ciudadano alertaba a la Policía Local de Avilés de la presencia de un hombre que coincidía con la descripción del desaparecido Mario Sanz que se encontraba apostado junto a la puerta de un supermercado de la citada calle de Oviedo.

De inmediato, se puso en marcha un dispositivo conjunto con las fuerzas de seguridad de la capital ovetense que permitió localizar a Mario Sanz justo en el lugar indicado en la llamada de aviso y en aparente perfecto estado físico.

Tras identificarlo y constatar que se trataba de Mario Sanz, la Policía Nacional se puso inmediatamente en contacto con la madre del hasta entonces desaparecido comunicarle la buena noticia. Después, el hombre fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) para practicarle una evaluación en el área de Salud Mental de este centro hospitalario.

La desaparición de Mario Sanz ha tenido en vilo además de a su familia y amigos a muchos ciudadanos de Avilés y de la comarca que han compartido intensamente su fotografía a través de las redes sociales. Tres días de angustiosa incertidumbre para su entorno que por fortuna todo ha acabado en susto.

Durante el tiempo que estuvo desaparecido, familiares y amigos de Mario Sanz emprendieron una intenso rastreo por diferentes puntos de la comarca de Avilés sin obtener resultados positivos. Además pegaron numerosos carteles con su fotografía por diferentes puntos del a comarca.

Mario Sanz había sido visto por última vez el pasado miércoles a mediodía en Avilés, cuando salió de la vivienda de la calle Marcos del Torniello donde reside con su madre, y desde entonces hasta ayer no se había vuelto a saber de él. Según explicaron sus familiares, el desaparecido trabajó en el Centro Especial de Empleo APTA, para discapacitados intelectuales, y en estos momentos se encuentra en paro.

 

Fotos

Vídeos