El Colegio Santo Tomás renueva sus instalaciones y descarta una fusión

El Colegio Santo Tomás renueva sus instalaciones y descarta una fusión
Nueva 'boina' y juegos pintados en el patio. / OMAR ANTUÑA

La nueva dirección pone en marcha su proyecto educativo con una apuesta por la educación en valores y el acercamiento al plan pastoral de la parroquia

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

El verano ha sido intenso para la comunidad educativa del Colegio Santo Tomás. Las instalaciones del centro concertado dependiente de la parroquia de Sabugo han sufrido una renovación con el objeto de mejorar algunos servicios y ofrecer un lavado de cara ante el inminente inicio de las clases, previsto el próximo lunes. Las instalaciones y el impulso del proyecto educativo de la nueva dirección del centro, con Berta Riaño al frente, han dejado poco margen para el descanso en las últimas semanas.

La zona exterior del colegio luce ya una cubierta o 'boina' que protegerá a los alumnos de la lluvia en los recreos. Además, aprovechando esta instalación, se ha querido dinamizar el tiempo libre de los escolares con la pintura en el pavimento de juegos como el 'cascayo' o el 'twister'.

El edificio de Educación Infantil también ha sufrido varios cambios. En primer lugar cuenta con una pérgola que protege de la lluvia la entrada de los más pequeños a sus respectivas clases. Además, cuando salgan al recreo también podrán disfrutar de un parque infantil en la zona verde del colegio, donde ya lucen casitas de juegos y en los próximos días se completará el equipamiento con toboganes. En el interior se ha cambiado el suelo en las aulas que así lo requerían. El edificio contará próximamente con una sala de psicomotricidad.

El resto de las instalaciones también han sufrido una renovación, aunque en las próximas semanas se completarán las obras en función de la climatología, ya que algunos trabajos afectan al repintado de las canchas deportivas. Es visible ya en el acceso al colegio desde la calle de González Abarca un gran cartel con el nombre del colegio y la pintura en el suelo en forma de huellas para orientar, y a la vez hacer más divertido, a los más pequeños en su camino hacia las aulas.

Otra de las actuaciones en aras a mejorar la seguridad de las instalaciones será el cierre de puertas del colegio durante el horario lectivo. De esta forma, el único acceso una vez que comiencen las clases será por la puerta de la avenida de la Constitución, en la que se ha instalado un videoportero.

En cuanto el proyecto educativo, la directora Berta Riaño aplicará las directrices que ya avanzó en el momento de su nombramiento a finales del curso pasado, con una apuesta de la educación en valores y un acercamiento al plan pastoral de la parroquia de Santo Tomás. «Queremos mantener la educación de calidad a los alumnos y hacernos más visibles», asegura, además de impulsar una vinculación estrecha con los padres. En este sentido, la primera novedad será una eucaristía de inicio de curso que se celebrará en la iglesia el día 21 de septiembre y a la que se invitará a toda la comunidad educativa.

También se están perfilando nuevos proyectos, como un coro del colegio, el refuerzo de la biblioteca, un huerto escolar o la dinamización de los patios para fomentar el juego de los niños. En cuanto a la docencia, ya está perfilado el equipo de profesores y el reparto de cursos, con la baja de última hora de Javier Bueno, exdirector del colegio, que ha pedido una excedencia para irse a un centro de Gijón.

En lo que se refiere a la comentada fusión del Colegio Santo Tomás con el Colegio de San Nicolás de Bari, Berta Riaño la da por descartada, por lo que cada centro parroquial avilesino seguirá su camino de forma independiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos