El comité de bioética del área sanitaria elabora guías sobre sedación y contención

Manuel Valledor y María Antonia Jurado. / MARIETA
Manuel Valledor y María Antonia Jurado. / MARIETA

El año pasado atendió siete consultas, cinco de los profesionales y otras dos de pacientes en temas como la confidencialidad

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

El comité de bioética del Área Sanitaria III atendió el pasado año siete consultas. Diecinueve profesionales (alguno incluso de fuera del ámbito sanitario) integran este organismo autónomo, de carácter consultivo y no vinculante en sus decisiones. «El comité trabaja de manera deliberativa entre sus integrantes, lo que se emiten son recomendaciones sobre conflictos éticos que se presentan», explica María Antonia Jurado Pedrayes, secretaria del comité y que trabaja como administrativa en el servicio de Pediatría.

Los temas planteados abordan campos como la privacidad de los datos, la confidencialidad, el tratamiento de sedación en la agonía y la actuación en casos de contención mecánica. «Los hechos que se presentan se analizan con rigor y la reflexión se basa en un método deliberativo. Como comité, nuestros principios son una ética civil, racional, plural y crítica, es decir que mediante el método científico se pueden revisar planteamientos previos», explica el doctor Manuel Valledor, jefe del servicio de Medicina Intensiva.

La necesaria confidencialidad de los casos planteados explica que no se aporten más datos sobre los casos tratados el pasado año. Valledor subraya que la bioética es un elemento que refuerza la calidad en la asistencia. Cita un ejemplo. «Tenemos la obligación legal del consentimiento informado. Los criterios de la bioética implican que los profesionales deben esforzarse en que los pacientes lo entiendan».

El comité de bioética puede recibir consultas de profesionales de la sanidad, pero también de pacientes, familiares o allegados. Es suficiente con enviar un correo electrónico a comiteetica.gae3@sespa.es o contactar con el teléfono 985 123 011. «No asesoramos sobre quejas o reclamaciones, ni proponemos sanciones, ni juzgamos comportamientos de profesionales o pacientes», recuerda María Antonia Jurado.

Además de atender las consultas, el comité elabora guías de temas de gran complejidad. Así, se elaboró un documento sobre las contenciones mecánicas de pacientes, la sedación paliativa, la actitud ante la transfusión de los Testigos de Jehová o la ética institucional.

Su trabajo anual incluye la formación de sus integrantes y del personal sanitario y la divulgación de su actividad y los principios bioéticos en la sociedad avilesina. Se suelen reunir una vez al mes, salvo en la época estival.

La inquietud por la bioética en el San Agustín tiene una tradición que se remonta a los años noventa. La actual configuración de los comités de bioética se reguló por un Real Decreto aprobado en 2005, donde se fijan su campo de actuación, funcionamiento y necesidad de acreditación. La última acreditación se superó en 2016 y dura cuatro años.

Temas

Avilés