El comité de empresa estudia la vía legal para frenar los despidos de Konecta

La concentración ante las instalaciones de Konecta para protestar por los despidos. / MARIETA
La concentración ante las instalaciones de Konecta para protestar por los despidos. / MARIETA

Los trabajadores de la empresa se concentraron ayer durante una hora en señal de protesta por la rescisión de catorce contratos

F. DEL BUSTOAVILÉS.

El comité de empresa de Konecta calificó ayer de «éxito» la concentración de algo más de medio centenar de trabajadores en protesta por los catorce despidos que se comunicaron a mediados de mes a los afectados. «Afecta al 10% de la plantilla y consideramos que se trata de un ERE encubierto. De hecho, nuestros abogados lo están estudiando para ver si se puede recurrir», declaró ayer la presidenta del comité de empresa, Ana González Joyanes.

La empresa ha defendido los despidos por la pérdida de contratos de la compañía.

La concentración de ayer fue convocada por la mayoría del comité de empresa, integrada por los sindicatos Colectivo de Trabajadores Independientes de Konecta (CTIK-USIPA), que cuenta con tres delegados y preside el comité, USO, con dos representantes, y UGT, que solo cuenta con un delegado. En total, suman seis de los nueve delegados del comité. Los otros tres representantes pertenecen a CSI, con dos, y Comisiones Obreras, con uno.

Por otra parte, estas tres centrales se desmarcan de la convocatoria de huelga que han realizado los sindicatos CSI y Comisiones Obreras para este jueves, también para rechazar los despidos y denunciar el mal clima laboral en la empresa.

Ana González Joyanes, rechazó ayer esta movilización «que va contra el sentir mayoritario de los trabajadores», denunciando que la actuación de CSI y Comisiones Obreras «genera un mal ambiente y tensiones entre los trabajadores e incrementa el malestar de una manera que nunca habíamos vivido».

González Joyanes remarcó que el comité de empresa trabajaba «para lograr anular esos despidos y que los afectados regresen, pero también para recuperar carga de trabajo para el centro de Avilés, de manera que tengamos una actividad estable en Konecta, aumenten los contratos y aseguremos la actividad de la empresa en Avilés».