Concluyen las obras para la conexión ferroviaria de la margen derecha

Concluyen las obras para la conexión ferroviaria de la margen derecha
El paseo de la ría, a la altura de la escultura 'Avilés'. / MARIETA

Alstom Transporte culmina el enlace de la nueva línea con el trazado de ArcelorMittal y la red general de transportes

FERNANDO DEL BUSTO AVILÉS.

Los muelles de Valliniello ya se encuentran conectados a la red ferroviaria general. El presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, Santiago Rodríguez Vega, informó ayer al consejo de administración de que se había recepcionado las obras de señalización y comunicación de la margen derecha, en presencia de los inspectores del Ministerio de Fomento y de la empresa Alstom Transporte, adjudicataria del contrato.

De esta manera, se cierra un proyecto iniciado en 2014 y que se ha dilatado en el tiempo por problemas inesperados. En 2014, la Autoridad Portuaria y ArcelorMittal firman un convenio por el que la compañía siderúrgica autorizaba el paso por sus líneas ferroviarias de los trenes con destino a Valliniello, utilizando como punto de enganche con la red general la estación de Nubledo.

Se ha invertido 1,5 millones de euros y la obra permite la mejora del muelle de Valliniello

De esta manera, el puerto se aseguraba que los muelles de la margen derecha contasen con el preceptivo acceso por ferrocarril, evitando una inversión multimillonaria en el caso de que debiera asumir un trazado propio hasta la red general.

De esta manera, en agosto de 2015, se adjudican las obras de conexión a la Unión Temporal de Empresas formada por Dragados y Tecsa con un presupuesto de 3.199.300 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

Obra de gran complejidad

Sin embargo, a las pocas semanas de comenzar se comprobó que las diferencias técnicas entre los sistemas internos de ArcelorMittal, la red general y la línea de Valliniello eran mucho mayores de los esperados inicialmente.

Llegó un momento en que la obra se paralizó para buscar la mejor solución posible. Como la inversión necesaria superaba el diez por ciento de margen legal para un modificado del proyecto, la Autoridad Portuaria se vio obligada a rescindir el contrato e iniciar una nueva licitación, lo que retrasaba la conclusión. Era la opción menos deseada, por su impacto temporal. Desde ArcelorMittal se colaboraba totalmente y mantenía los términos del convenio.

Finalmente, en julio del pasado año la empresa Alstom Transporte comenzaba las obra con un plazo de seis meses, si bien finalmente se veía obligada a agotar una prórroga prevista de dos meses. En total, la inversión alcanzó 1.590.193,68 euros, sin el IVA.

Durante este tiempo, la empresa se encargaba del tendido eléctrico del cableado necesario para controlar las instalaciones de señalización ferroviaria y de establecer el bloqueo automático en la vía doble; se instalaba un telemando y un puesto de operador en el Centro de Control de Tráfico de ArcelorMittal y se instalaban señales luminosas y contadores de ejes.

También se modernizaban los accionamientos mecánicos de aguja existentes por equipos eléctricos y se instalaban pasos a nivel con barrera y señalización acústica y sonora para las carretera. Los trabajos también incluían la construcción de un nuevo edifico para alojar el dispositivo eléctrico que permite el control de la red.

De esta manera, se lograba una red controlada a distancia, pero con las máximas exigencias de seguridad. Pero lo más importante es la operatividad que concede a los muelles de Valliniello, ya que pasan a ser accesibles desde la red general de ferrocarril, tanto para la expedición como la recepción de mercancías.

Aunque en estos primeros años de servicio, Valliniello se ha definido como un espacio para el sector metalmecánico, la mejora de su intermodalidad incrementa el atractivo para captar nuevos tráficos, a pesar de las limitaciones de calado que presenta la ría avilesina.

Más