Un conductor ebrio vuelca en los accesos al PEPA y obliga a cortar la vía una hora y media

Estado en el que quedó el vehículo tras el accidente de ayer. /  LVA
Estado en el que quedó el vehículo tras el accidente de ayer. / LVA

Arrojó una tasa de alcohol cuatro veces superior a la permitida y fue detenido por la Local

A. S. AVILÉS.

El tráfico entre Avilés y Luanco a través de la carretera AS-238 se vio cortado durante una hora y media en la mañana de ayer lunes a causa de un espectacular accidente en una de las glorietas de acceso al Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) en Avilés.

El BMW que conducía salió de la calzada poco antes de las seis y media de la mañana tras perder el control su conductor, colisionar contra el bordillo de la acera, perder la rueda delantera derecha y acabar volcado en el medio de la calzada, de ambos sentidos de circulación. La persona que iba al volante era un hombre de 36 años de edad, vecino de Castrillón. En la prueba de alcoholemia que le practicó la Policía Local cuadruplicó la tasa máxima permitida, por lo que fue detenido y se han abierto diligencias por un delito contra la seguridad vial.

El siniestro provocó importantes retenciones en la carretera que une Avilés y Luanco porque el vehículo perdió abundante líquido que afectaban a la seguridad del tráfico. La vía fue cortada durante una hora y media y recuperó la normalidad a partir de las 08.35 horas, según informó la Policía Local.