Un conductor resulta ileso tras caer con su vehículo al canal del Narcea en Pillarno

El vehículo quedó encajado en el canal del Narcea. / O. ANTUÑA
El vehículo quedó encajado en el canal del Narcea. / O. ANTUÑA

El coche quedó parcialmente sumergido y tuvo que ser retirado por grúas, aunque el hombre logró salir por sus propios medios

S. GONZÁLEZPILLARNO.

Un hombre resultó ayer ileso tras caer con su vehículo al canal del Narcea en Pillarno. El accidente se produjo a media mañana cuando, por causas que se desconocen, el coche caía por un pequeño desnivel cercano al camino y quedaba encajado en el cauce. En su interior viajaba únicamente su conductor.

El accidente tuvo lugar a la altura de El Barrero, en un tramo del canal que discurre paralelo a un camino, sin asfaltar, que da acceso al sifón de Pipe. Ante el siniestro se dio aviso, sobre las 12.30 horas, al Centro de Coordinación de Emergencias del 112, que desplazó a la zona a efectivos de Bomberos del parque de Avilés ya que se precisaba que podría estar atrapado el ocupante en el interior del coche.

Cuando llegaron a la zona este ya había salido por sus propios medios del interior, por lo que no fue necesaria la intervención de los Bomberos. «La parte izquierda del coche quedó por encima del nivel del agua pero la del ocupante estaba totalmente sumergida. De ir alguien con él hubiera precisado ayuda para salir», comentaban desde Bomberos. El turismo tuvo que ser retirado del interior del canal del Narcea por grúas.

No se trata del primer incidente que tiene lugar en el canal del Narcea a su paso por Pillarno. Son continuas las caídas de animales en el sifón del canal, a la altura de Pipe. Los guardas de la Asociación Cinegética Sierra Pulide Nalón y algunos vecinos de la zona han salvado de morir ahogados a algunos de los ejemplares, en su mayoría corzos y jabalíes. Otros no han quedado atrapados en la zona, muriendo ahogados.

Las peticiones vecinales y de los expertos para que se coloque algún tipo de cierre al sifón son constantes. «El fin de semana se bombea más agua, por lo que es más frecuente que se vean estas escenas. No todos los animales caen en Pillarno, pueden hacerlo en otros puntos del canal y verse arrastrados por la corriente», explicaba Fernando González Aparicio, presidente de la Asociación. A esto se suma que algunos de los ejemplares quedan atrapados en la rampa de acceso al sifón, que es metálica, por lo que los guardas y miembros de la entidad han pedido que se modifique para instalar otra más segura.