Los conductores denuncian la falta de iluminación en el nuevo enlace del PEPA

Vehículos en el enlace al anochecer, con todas las luces de la autovía y de los ramales apagadas. / MARIETA
Vehículos en el enlace al anochecer, con todas las luces de la autovía y de los ramales apagadas. / MARIETA

ALBERTO SANTOSAVILÉS.

La inauguración del tramo del enlace de la autovía AI-81 con el Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) y la Variante de Avilés ha quedado incompleta apenas dos meses después de su puesta en servicio. Todo el entramado de nuevas farolas está inutilizado, por lo que los conductores han expresado su malestar ante una situación de falta de iluminación nocturna que ya se había superado en esa zona hace años, cuando el Ministerio de Fomento había apagado las luces por una cuestión de ahorro económico. Ahora, con más de un kilómetro de luminarias nuevas a lo largo de un entramado de accesos y puentes, el problema queda otra vez en evidencia.

Las obras de construcción del enlace tuvieron un sobrecoste de 245.000 euros tras detectar la dirección de la obra la necesidad de acometer modificados en el proyecto, que incluía actuaciones complementarias relacionadas con la iluminación del trazado, a pesar de que aún sigue apagada. Ese incremento se suma a los 34,5 millones de euros de inversión total tras la primera modificación del contrato, realizada en octubre de 2014 para afrontar la reanudación del proyecto que había sido adjudicado en marzo de 2008 a la Unión Temporal de Empresas Oca Construcciones y Proyectos y Begar Construcciones por un importe de 25,3 millones.

Esta actuación llevaba aparejado un cambio en la disposición de la iluminación del enlace, que pasaba de ser perimetral a ser de mediana, para garantizar así el cumplimiento de la nueva normativa en cuanto a protección de estos elementos.

La dirección de obra añadía en la justificación del sobrecoste de las obras que, en aplicación de una orden circular sobre criterios a aplicar en la iluminación de carreteras a cielo abierto y túneles, «procede que dicha iluminación sea con diodos electro luminiscentes (leds), de menor consumo y mantenimiento. Con esta modificación el consumo anual inicialmente previsto en 32.169,99 euros se reduce a solo 12.446,06 euros, a los que hay que sumar el IVA en ambos casos, un 158,47% más barato», según aseguraba hace meses el director de obra.

El enlace con la Variante había sufrido en los últimos años el apagón de farolas por causas económicas, algo que subsanó ante las quejas de los conductores, que lograron que se volviesen a encender. La situación vuelve ahora a ser conflictiva, con el agravante de que el enlace incorpora varios ramales nuevos y todo el tráfico que procede del parque empresarial.