«La confluencia es el camino para continuar avanzando»

Agustín Medina, ayer en los soportales del Ayuntamiento. /Marieta
Agustín Medina, ayer en los soportales del Ayuntamiento. / Marieta

Agustín Medina, concejal de Cambia Avilés, asegura que «nuestra intención es llegar a acuerdos progresistas con el PSOE, pero no somos excesivamente optimistas»

J. F. GALÁN

Agustín Medina Martínez se estrena en la Corporación de la mano de Cambia Avilés, la confluencia de Izquierda Unida y Podemos, primera fuerza política de la oposición con cinco representantes, la mitad que el PSOE y uno más que PP y Ciudadanos. Vecino de Llaranes y trabajador de Renfe desde los dieciséis años, milita en Izquierda Unida desde hace veinte años y es el actual secretario de organización. Como concejal, se ocupará de los asuntos relacionados con bienestar social y forma parte de las comisiones de las fundaciones de Cultura y Deportes.

–¿Qué le ha llevado a saltar a la primera línea política municipal?

–Supongo que es consecuencia de mi propia trayectoria política. Llevo más de veinte años en la organización , desde hace seis soy el secretario de organización local y los compañeros decidieron incluirme en la lista electoral. Fue una decisión colectiva, y haré todo los posible por estar a la altura.

–¿Cómo ha sido su aterrizaje en la Corporación?

–Ya conocía a muchos a muchos concejales y la acogida por parte del resto así como de los funcionarios ha sido muy positiva. La verdad es que nada me es del todo nuevo, aunque tengo mucho que aprender del funcionamiento interno de una Corporación. La verdad es que de momento todo está muy tranquilo, aunque también es cierto que el mandato no ha hecho más que empezar y que el verano suele ser un período de baja intensidad política.

–¿De qué áreas se va a encargar?

–Lo que más me motiva son los temas relacionados con sociales. En Avilés funcionan razonablemente bien, pero siempre se puede mejorar.

–¿En qué aspectos?

–Por ejemplo, me llamó mucho la atención la reciente decisión de Cáritas de apartarse de la gestión del albergue de transeúntes con el argumento de que la aportación municipal era insuficiente. Aún no tengo las cifras, pero eso es algo que no tendría que ser así.

–¿Cómo valora los resultados de Cambia Avilés?

–Esperábamos bastante más, pero con la perspectiva que te ofrece el tiempo transcurrido desde las elecciones te das cuenta de que no han sido tan malos. Hemos conseguido más votos que la suma de los obtenidos por Izquierda Unida y Podemos en las autonómicas, y con cinco concejales somos la primera fuerza de la oposición. Lo que está claro es que la confluencia con Podemos y con otras organizaciones ha resultado positiva y es el camino para seguir avanzando.

–¿Cuáles son a su juicio, las prioridades de Avilés?

–Lo que más preocupa es la situación de las grandes empresas, especialmente la de Alcoa, pero también las de otras multinacionales, aunque es cierto que el margen de actuación que tiene el Ayuntamiento es bastante limitado. Lo que sí puede hacer es reactivar los planes de empleo, que de forma incomprensible llevan años paralizados, tratar de recuperar los servicios externalizados para crear empleo de calidad y reactivar las brigadas municipales, que son muy necesarias.

–¿Ve posibilidades de llegar a a acuerdos con el PSOE?

–Esa es nuestra intención, hacer una oposición constructiva, realizando propuestas e intentando llegar a acuerdos con el gobierno en todos los aspectos en los que podamos encontrar coincidencias. Lo que sucede es que no somos excesivamente optimistas. Antes de la investidura de Mariví Monteserín como alcaldesa intentamos negociar algún acuerdo progresista y el PSOE lo rechazó sin más. Es toda una declaración de intenciones. Quizá prefiera seguir pactando con las derechas. Por eso no nos hacemos demasiadas ilusiones.

Temas

Avilés