El Consejo de Infancia pide diversidad en los libros escolares

C. R. AVILÉS.

«Cada detalle cuenta» y más en unos libros de texto que acompañan a los escolares durante doscientos días al año. Unos manuales en los que la presencia de la mujer «es casi nula». De eso se han dado cuenta los estudiantes del Consejo municipal de Infancia y Adolescencia, que ayer presentó sus conclusiones sobre el análisis de los libros de texto con perspectiva de género en la carpa que conmemora el 8M en Las Meanas.

Los representantes del Consejo pidieron a las editoriales un lenguaje inclusivo («que en el plural se especifique el femenino y el masculino») y una atención a la diversidad tanto de género como funcional porque «lo que no se conoce da miedo y desconfianza».

En la segunda intervención de la tarde, Ainhoa García Otero y Lydia Seiz Valdés, alumnas del IES de Corvera, hablaron sobre el proyecto 'Si el amor aprieta, no es tu talla'. «Queríamos hacer algo diferente por San Valentín y pedimos a los estudiantes que escribieran frases de amor sincero, alejadas de clichés machistas», explicaron. La «grata sorpresa» fue descubrir la concienciación sobre el particular, sobre todo de los más jóvenes.