El consorcio del albergue de animales se retrasa a enero

Miguel Ángel Balbuena. / M. A.
Miguel Ángel Balbuena. / M. A.

Castrillón cierra su periodo de información pública sin alegaciones, pero Carreño todavía tiene abierto el plazo hasta finales de mes

YOLANDA DE LUIS AVILÉS.

El periodo de información pública abierto por el Ayuntamiento de Castrillón sobre su participación en el consorcio comarcal para construir y gestionar un albergue de animales concluyó sin alegaciones. El resto de municipios esperaban a este trámite para poder crear la entidad, aunque ahora queda también pendiente que Carreño supere el periodo de información pública abierto, algo que sucederá a finales de mes. De esta forma, la constitución oficial del consorcio se retrasará al próximo mes de enero, después de Reyes.

Los ayuntamientos de Avilés, Castrillón, Corvera, Illas, Muros de Nalón, Soto del Barco y Carreño, los concejos que constituirán inicialmente el consorcio y a los que se sumará como socios preferentes Pravia y Gozón que por cuestiones administrativas no pueden participar en la fundación, mantuvieron una reunión el pasado mes en la que fijaban como posible fecha para crear este organismo el mismo noviembre. Ahora se baraja ya enero ante los plazos que maneja el Ayuntamiento de Carreño.

En todo caso, el concejal Obras y Mantenimiento de Avilés, Miguel Ángel García Balbuena, aseguró que estos retrasos se deben solo a las tramitaciones administrativas, «que se han alargado más de lo que nosotros esperábamos», pero no espera que haya ningún problema para que en enero pueda ponerse en marcha el consorcio, ya que la documentación necesaria está avanzada.

Una vez creado el consorcio, se adoptarán las decisiones sobre el modelo de albergue de animales que se construirá. Hasta el momento se barajan varias alternativas, aunque es el que existe en A Mariña de Lugo el que más convence.

En principio, se estima que la puesta en marcha del albergue comarcal requerirá una inversión que se cifra entre los 270.000 y los 250.000 euros, destinados a la adquisición de la finca y la construcción de las instalaciones. El pasado mes de julio, los ayuntamientos firmaron ya el acuerdo para la constitución del Consorcio Albergue y Refugio de Animales (ARA). Ese documento ya establecía los porcentajes que le corresponderían a cada uno de los municipios para la construcción y posterior gestión del centro. En el caso de Avilés, el más poblado de todos, le correspondería un porcentaje que rondaría el 59% del presupuesto.

Los ayuntamientos esperan salvar la polémica que siempre ha rodeado a la ubicación de este tipo de instalaciones abriendo un concurso para que los propietarios de fincas presenten sus ofertas para ser adquiridas por el consorcio. Si se siguiese el modelo lucense, el terreno debería contar con alrededor de 12.000 metros cuadrados en los que se ubicarían todos los espacios para albergar a alrededor de trescientos animales.

 

Fotos

Vídeos