El consorcio del albergue de animales aprueba un presupuesto inicial de 87.500 euros

Representantes de los doce ayuntamientos, ayer durante la reunión en la que se completó el consorcio y se cerró el presupuesto inicial. / LVA
Representantes de los doce ayuntamientos, ayer durante la reunión en la que se completó el consorcio y se cerró el presupuesto inicial. / LVA

Se destinará a adquirir mediante un concurso público la finca en la que se asentará la perrera que dará servicio a doce municipios

J. F. GALÁN AVILÉS.

El consorcio constituido por doce municipios con el fin de construir un albergue comarcal de animales ya tiene presupuesto, 85.700 euros que en su práctica totalidad se destinarán a adquirir la finca en la que se asentará. El siguiente paso es redactar los pliegos del concurso público que se convocará al efecto, abrir la licitación y resolverla, proceso que dados los plazos legales que requiere no se completará hasta finales del presente año o los primeros meses del venidero. El consorcio también tiene pendiente encargar y adjudicar el proyecto de construcción previa aprobación del presupuesto necesario, así como definir el modelo de explotación.

El destinado a adquirir la finca se aprobó ayer una vez seis de los doce ayuntamientos quedaron formalmente adheridos al consorcio, sumándose así otros seis a los seis constituyentes. Las cargas se distribuyen en proporción a la población de cada uno de ellos. La mayor parte recae por tanto en el de Avilés, el 46,3%, por lo que le corresponde aportar 39.679 euros de los 85.700 reservados para adquirir la finca, y la menor al de Illas, un 0,59%, por lo que únicamente tendrá que contribuir con 505 euros al presupuesto inicial.

Miguel Ángel García Balbuena, concejal de Obras de Avilés y presidente del Consorcio por delegación de la alcaldesa, Mariví Monteserín, prefiere no marcarse fechas. «La tramitación es la que es, y contempla plazos para posibles alegaciones», señaló al respecto. En todo caso, se mostró confiado en que los pliegos que regirán el concurso de adquisición de la finca podrían queda resueltos en octubre. En este punto solicitó la colaboración de los doce ayuntamientos «para que participen en la redacción aportando sus ideas». En cuanto a los requisitos, lo único que adelantó es que la finca tendrá que situarse «lo más cerca posible de los núcleos urbanos» y estar conectada con las redes de aguas y energía o, en su defecto, «que la conexión no sea muy onerosa». Las decisiones adoptadas ayer, «suponen un paso definitivo hacia la construcción del albergue. Todos los ayuntamientos estamos muy implicados y somos conscientes de que cuanto antes se construya mejor para los ciudadanos, pero tenernos que respetar los tiempos establecidos», concluyó García Balbuena.

La idea de construir un albergue se retomó en vísperas de las elecciones municipales de 2015 después de que se celebrase la primera de varias concentraciones ante el Ayuntamiento de Avilés convocadas por la Fundación Protectora de Animales de Asturias. Avilés, Castrillón, Corvera e Illas señalaron entonces como posible escenario los terrenos que ocupa el Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa), a la postre descartado tras su negativa. A partir de ahí los cuatro ayuntamientos mantuvieron vivo el proyecto, al que se irán incorporando otros municipios.

La formula de consorcio como figura para llevarlo adelante se puso sobre la mesa en julio del año pasado. Entonces también se presentó en un acto público celebrado en el Ayuntamiento de Avilés un proyecto que situaba el albergue de animales en una finca de 12.000 metros cuadrados de La Lloba (Castrillón), y estimaba su coste en 268.000 euros, cifra que incluía la compra de la finca.

La decisión dio paso a una fuerte polémica, tanto por la frontal oposición vecinal, con concentraciones en los plenos incluidas, como a nivel político. El PP tachó la compra de la finca de 'pelotazo', argumentando que su precio excedía con creces al del mercado, y al consorcio de chiringuito, por lo que propuso otras fórmulas de gestión que serían descartadas. También hubo fuertes discrepancias entre las agrupaciones locales del PSOE de Corvera, Avilés y Castrillón a raíz de la ubicación de la finca, hasta que finalmente La Lloba quedó descartada.

Pese al revés, el consorcio y los estatutos que lo rigen se fueron aprobaron en los términos referidos por todos los ayuntamientos participes. En el caso del de Avilés, el voto en contra del PP fue calificado de error histórico por uno de sus concejales, Francisco Javier Zarracina, palabras que secundaron dos de sus compañeros, Constantino Álvarez y Alfonso Araujo. Aquellas declaraciones supusieron el detonante de la crisis que ha vivido el PP local. Los tres concejales abandonaron el grupo municipal, reduciéndolo a la mitad, sin renunciar al asiento en la Corporación, ahora como no adscritos.

Consejo de administración

El consorcio quedó formalmente constituido el pasado mes de julio por los ayuntamientos de Avilés, Castrillón, Illas, Soto del Barco, Muros de Nalón y Carreño y se completó ayer con la definitiva adhesión de los seis restantes. Todos están representados en el consejo de administración. Según establecen los estatutos, la presidencia le corresponde al alcalde, en este caso alcaldesa, de Avilés, Mariví Monteserín, que ha delegado tal función en García Balbuena, quien lidera el proyecto desde un primer momento. La secretaría y la tesorería también se quedan en Avilés, respectivamente en la figura del secretario y el interventor municipales.

La última perrera que había en la comarca de Avilés se situaba en las dunas de El Espartal y fue demolida en 2001. A día de hoy hay un servicio de recogida de animales abandonados contratado a una empresa, cuyos servicios han de ser requeridos a través del Ayuntamiento o la Policía Local, no directamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos