Las consultas de las matronas se disparan a principios de año

R. A. AVILÉS.

Si un dato llama la atención de las últimas cifras de la actividad de atención primaria en el área sanitaria son las de las consultas de la unidad de psicoprofilaxis obstétrica, es decir, las de las matronas que hacen el seguimiento de los embarazos, que se han disparado con respecto al año pasado. Si en enero de 2018 se registraron 1.538 visitas a las matronas de primaria, en el mismo mes de este año fueron 2.395. Esto ha hecho que la presión asistencial pase de 15 a las 22, algo que llama la atención teniendo en cuenta el escaso número de nacimientos registrado en los últimos años en la comarca. En el San Agustín, el año pasado, la media fue de dos alumbramientos diarios, apenas setecientos niños nacidos.