El consultorio de La Carriona renovará su equipamiento médico y de oficina

Las obras en el consultorio, en su recta final. / OMAR ANTUÑA
Las obras en el consultorio, en su recta final. / OMAR ANTUÑA

El Principado destina 59.317 euros para la adquisición de nuevos equipos para el centro que se espera volver a abrir en un mes

FERNANDO DEL BUSTOAVILÉS.

El Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) ha iniciado el proceso de renovación del equipamiento médico y de oficina del consultorio de La Carriona, que se encuentra en la recta final de su remodelación. El pasado mes de junio, el entonces consejero de Sanidad, Francisco del Busto, y la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, visitaron las obras apuntando que el consultorio volvería a abrirse el próximo mes de septiembre.

La licitación iniciada esta semana recoge un presupuesto de 59.317 euros antes de impuestos. Las ofertas se podrán presentar hasta el próximo 28 de agosto y las plicas se abrirán el 4 de septiembre. A partir de ahí, los adjudicatarios dispondrán de un plazo máximo de un mes para aportar el material.

De esta manera, la apertura del consultorio no se podría realizar con todo el material renovado. Las obras se encuentran en su recta final, pero es posible que el SESPA no aguarde a tener todo el equipamiento en el centro antes de abrir y recuperar la actividad normal.

El contrato permitirá dotar al consultorio, adscrito al Centro de Salud de La Magdalena, de todo el mobiliario renovado, al igual que los equipos diagnósticos ya que contará con nuevas básculas, esfingomanómetros de pared, pulsioximetros, optotipo, bisturí eléctrico, electrocardiógrafo y holter de presión arterial, entre otros.

La renovación del consultorio de La Carriona ha supuesto una inversión de 270.000 euros. Las obras se plantearon para responder a la necesidad de mejorar la accesibilidad del centro con un ascensor. Sin embargo, al poco de comenzar se planteó la posibilidad de una inversión más ambiciosa y mejorar la calefacción con una caldera más eficiente, además de dotar al edificio de un baño para personas discapacitadas.

De esta manera, el resultado final será un consultorio completamente nuevo, incluyendo el mobiliario que utilizarán todos los profesionales, desde personal médico, enfermería y también administrativos.

Durante este tiempo, el barrio ha tenido la atención médica en el Centro Sociocultural. Las molestias que implicaban para los vecinos han sido sobrellevadas gracias a la profesionalidad del equipo y también la confianza de los usuarios que conocían el origen de la mudanza y su carácter transitorio.