El 43% de la contaminación por PM10 en la zona portuaria se debe a aerosoles marinos

El 43% de la contaminación por PM10 en la zona portuaria se debe a aerosoles marinos
Contaminación atmosférica sobre Avilés. / MARIETA

Un informe reduce al 40% el porcentaje de las partículas registradas en San Juan atribuible a la actividad industrial

J. F. GALÁN AVILÉS.

El 43% de las partículas PM10 en suspensión que se registran en San Juan de Nieva son generadas por aerosoles marinos, el 7% por aerosoles secundarios y únicamente 40% por la actividad industrial y portuaria. El tráfico, con el 10% restante, completa la ecuación, según concluye un estudio realizado por una ingeniería bajo encargo del Principado con el fin de determinar la procedencia de las referidas partículas, aquellas de polvo, hollín, cenizas o metálicas que no superan los diez micrómetros (diez milésimas parte de un milímetro) de diámetro.

Es el único agente contaminante que según el Gobierno regional superó el año pasado en la comarca los valores máximos permitidos y únicamente en una estación, la del matadero, situada precisamente en San Juan, a las puertas del recinto portuario y en la misma estación de Inspección Técnica de Vehículos, a escasos metros de la cabina en la que se miden los gases de escape.

El estudio también se refiere a la zona de Maqua, en la margen derecha de la ría. En este caso la principal fuente emisora de partículas PM10 también son los aerosoles marinos, aunque en menor proporción, un 26%. El tráfico genera un 11%, otros aerosoles secundarios ricos en sulfatos un 12% y el resto, es decir, un 51%, se atribuye a la actividad industrial. Ambos estudios se llevaron a cabo en base a 48 muestras cada una recogida durante un período de tan solo cuatro meses, los tres del otoño y el primero del invierno.

El propio informe recoge que, en consecuencia, los resultados únicamente son representativos «de las condiciones meteorológicas fundamentalmente de otoño, con su régimen de vientos particular, no del conjunto del año». También precisa que las especies analizadas suponen un 73% de la masa de las partículas en el caso del de San Juan y un 80% en el de Maqua, por lo que «ha de tenerse en cuenta que los análisis no incluyen el oxígeno de los óxidos de hierro y aluminio ni los silicatos ni el fluor».

En el caso de San Juan el estudio señala como principal foco industrial de PM10 el vinculado a la producción de fosfatos y acopios y al manejo de materiales carbonosos, un 16% del total. En segundo lugar sitúa a a los acopios y movimiento de sólidos en la zona portuaria, un 11%, seguido de la producción de vidrio (85), polvo con aluminio (35) y metalurgia del zinc, con un 2%.

La conclusión es que «los aerosoles marinos es, con diferencia, el factor que más contribuyó al conjunto de la masa de las especies analizadas. Además, los días con mayores concentraciones absolutas de PM10 fue, con diferencia, el principal contribuyente, y en ocasiones casi el único».

¿Y que son los aerosoles marinos? Contaminación natural. Podría definirse como partículas de agua generadas durante los periodos de fuerte oleaje que se incorporan a las masas de aire. Están formadas fundamentalmente de sal, aunque también contienen residuos orgánicos procedentes de la descomposición de las algas y del plancton así como elementos químicos.

Al otro lado de la ría, en Maqua, las conclusiones difieren. El mayor foco industrial de partículas PM10 es el aluminio, un 26%, con el siguiente desglose: 11% fabricación de aleaciones de base, 9% metalurgia del aluminio B y 6% metalurgia del aluminio A. Le siguen la fabricación de vidrio con un 11% y la producción de abono fosfatado y la metalurgia del zinc, en ambos casos con un 7%.

Así, el informe señala que «en los días en que se registraron las dos siguientes mayores concentraciones de PM10 la principal contribución fue la atribuida a la fabricación de aleaciones de aluminio, con contribuciones importantes del tráfico y la metalurgia del aluminio, pero sin contribución de los aerosoles marinos».

Los muestreos se realizaron con equipos situados en la sede de la asociación de vecinos de San Juan de Nieva, «donde en 2016 se realizó una campaña de medición con la unidad móvil de inmisión que registró valores elevados de PM10», y en la parcela depuradora de Maqua, «dado que en la margen derecha de la ría de Avilés los resultados de las dos estaciones de inmisión de la empresa Alcoa indicaban la posible existencia de elevados niveles de partículas». Asimismo se recogieron muestras de material particulado emitido por las posibles fuentes de contaminación de cada zona «a fin de contribuir a la identificación de las fuentes de contribución».

En Gijón, Arcelor

El estudio también se llevó a cabo en Gijón, con resultados muy diferentes. Allí el impacto de los aerosoles marinos en la contaminación por partículas PM10 se reduce al 9% mientras que los procesos siderúrgicos, fuente a la que no se hace referencia en ninguno de los dos informes sobre Avilés, suponen nada menos que hasta un 58%. De igual forman se citan otros agentes, entre ellos la quema de rastrojos o los incendios forestales.

Cabe señalar que tal y como recoge la web del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente otras actividades humanas, tales como la labores agrícolas o de construcción, también generan este tipo de partículas, «las que presentan una mayor capacidad de acceso a las vías respiratorias y por tanto mayor afección a las mismas».

Dentro de esta fracción las más pequeñas las PM2,5, «se depositan en los alvéolos, quedando atrapadas y pudiendo generar efectos más severos sobre la salud». Asimismo, las más pequeñas pueden mantenerse suspendidas durante largos periodos y viajar cientos de kilómetros mientras que las más grandes no se sostienen en el aire mucho tiempo y tienden a depositarse más cerca de su lugar de origen.

Los estudios forman parte del Plan de Mejora de Calidad del Aire, que señala a San Juan como epicentro de una área de afección por partículas PM10 que se extiende por La Maruca, San Juan de Nieva, Zeluán, Iboya y Barredo y excluye expresamente a Salinas y Piedras Blancas. Son dieciséis kilómetros cuadrados poblados por unos 6.000 habitantes que engloba al puerto y a las factorías de Alcoa, Asturiana de Zinc en San Juan de Nieva, Saint-Gobain, Asturiana de Fertilizantes, Mefasa, o Aleastur, entre otras.

Más

 

Fotos

Vídeos