La Curtidora logra cerrar con éxito uno de cada cuatro préstamos participativos

La Asociación de centros de empresa públicos de Asturias se reunió ayer en La Curtidora. / PATRICIA BREGÓN
La Asociación de centros de empresa públicos de Asturias se reunió ayer en La Curtidora. / PATRICIA BREGÓN

El hotel municipal de empresas aprueba la congelación por quinto año consecutivo de las tarifas a los nuevos emprendedores

F. DEL BUSTO AVILÉS.

La sociedad de desarrollo de La Curtidora ha dado por cancelados cuatro de los dieciséis préstamos participativos que ha concedido desde la puesta en marcha de esta herramienta para financiar a los emprendedores locales. Las compañías han devuelto todo el capital concedido.

Los créditos participativos se pusieron en marcha en 2011 y cuentan con un capital de 1,2 millones de euros para ayudar a emprendedores locales. En total, los dieciséis proyectos empresariales financiados han recibido 941.000 euros.

Estos datos fueron desvelados ayer por Manuel Campa, concejal de Promoción Económica, después de que el consejo de administración de la Sociedad de Desarrollo de La Curtidora, presidido por la alcaldesa, Mariví Monteserín, aprobase las cuentas para el próximo año, en la que la sociedad alcanza un presupuesto de 427.471 euros. En 2019, también abordará el reto de poner en marcha las nuevas instalaciones del palacio de Maqua, centradas en servicios y la economía digital.

La sociedad mantendrá su equilibrio económico y, por quinto año consecutivo, congelará las tarifas que cobra a las empresas que alberga. Manuel Campa destacó la alta tasa de actividad que permite mantener unos costes asumibles para los emprendedores en las fases iniciales de sus proyectos empresariales.

80% de ocupación

Los buenos niveles de ocupación permiten que la sociedad mantenga esos precios, explicó Manuel Campa. Así, con fecha del pasado 1 de junio, el hotel de empresas alcanzó una ocupación del 80 por ciento de su superficie. En las oficinas registró el 72 por ciento de ocupación y todos los talleres presentaban actividad. Es un dato importante ya que, habitualmente, en los talleres es donde más fácil resultaba encontrar huecos libres.

Manuel Campa también aprovechó ayer para elogiar la trayectoria del Hotel de Empresas de La Curtidora desde su inauguración. «En estos veintidós años, más del 60% por ciento de las empresas que iniciaron su andadura aquí siguen activas después de cinco años. Esto se suma al hecho de que, en los últimos años, hemos recuperado el volumen de creación de empresas al año, con una media de entre veintiocho y treinta».

El edil destacó la combinación de factores que explican este resultado, comenzando por el apoyo de los técnicos en las fases iniciales de los proyectos empresariales «al buen ambiente» entre los emprendedores que acuden a las instalaciones de Versalles y que se traduce en colaboraciones entre emprendedores.

Las cifras de supervivencia empresarial de La Curtidora se encuentran entre las mejores de la región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos