«Damos un toque propio al superhéroe»

Goran Sudzuka, Al Edwing y Mike Carey, ayer en La Fruta / OMAR ANTUÑA
Goran Sudzuka, Al Edwing y Mike Carey, ayer en La Fruta / OMAR ANTUÑA

El escritor Mike Carey asegura en las Jornadas del Cómic que «me gusta trabajar con personaje que conozco desde niño»

J. F. G. AVILÉS.

«Trabajar con superhéroes creados por otros es como restaurar una silla antigua. Actualizamos los personajes, los modernizamos para que conecten con el público. Es satisfactorio, pero también tengo ganas de tener mi propia silla, mis propias historias», admite el guionista británico Al Ewing, autor de trabajos como 'Zombo', 'Loki. Agent of Asgard' o lo más recientes 'New Avengers' o 'The Immortal Hulk'.

El también guionista británico Mike Carey no ve inconvenientes. «Me gusta trabajar personajes que ya leía de niño. Lo que a veces ya no me gusta tanto es ver lo qué hace el guionista que toma el relevo». Uno de sus los más conocidos que llevan su firma es 'Lucifer', personaje de Neil Gaiman que ha revitalizado. La serie en él inspirada «no se parece nada, pero está bien», puntualizó.

Junto a ellos completaba el coloquio celebrado ayer en el marco del programa de las XXIII Jornadas del Cómic de Avilés el dibujante croata Goran Sudzuka. Conocido por su trabajo en series como 'Y: El último hombre' o 'Ghosted', explicó que «de lo que se trata es de darles un toque propio a los superhéroes. Pero sí, como creador también me gustaría tener mis propios juguetes», admitió.

Además de mantener en primera línea a personajes consolidados, los tres también tienen en común que trabajan en la industria estadounidense. Tal y como subrayó Diego García Cuervo, conductor del debate y al mismo tiempo intérprete, «los americanos saben buscar talento más allá de sus fronteras».

El gran mercado que se abre al otro lado del Atlántico «está dominado por unos pocos personajes, mientras que en Europa el abanico es mayor», puntualizó Sudzuka, que en apenas unos minutos dibujó para LA VOZ un retrato de 'Wonder Woman', la mujer maravilla, superheroína creada por William Moulton Marston para la editorial DC Comics a la que da vida.

Carey no ocultó su admiración por la sociedad americana, si bien «la situación política y social que vive ahora el país me aterra». Ewing se mostró conforme, con un matiz. «Esa situación de esquizofrenia también se vive en el Reino Unido. Hay cosas de la sociedad americana que desconozco, y no darlo todo por sentado me ayuda a conocer mejor el entorno de mis personajes», señaló.

Los tres también se refirieron a la influencia de internet en el cómic. «Lo malo es que cualquier idiota puede expresar su opinión y te la tienes que comer. Pero bueno, eso es democracia», concluyó Sudzuka.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos