La demanda agota la bolsa de empleo de enfermeras del área sanitaria

Una profesional recoge material de uno de los carros. / MARIETA
Una profesional recoge material de uno de los carros. / MARIETA

El problema se da en momentos puntuales y se suma al de la falta de personal facultativo en determinadas especialidades médicas

R. A.AVILÉS.

La escasez de personal sanitario se está convirtiendo ya en un problema tan crónico como las enfermedades de los pacientes que atienden. Hace ya algunos años que en el área de Avilés se sufre la falta de médicos, sobre todo de determinadas especialidades, cono los traumatólogos y dermatólogos como los casos más prototípicos, con servicios que no pueden completarse y en los que la lista de espera nunca baja, pero no son los únicos.

La falta de plantilla se da también en atención primaria, y ha llegado este verano incluso al personal de enfermería, lo que está haciendo muy difícil cubrir en algunos momentos las vacantes en el hospital, donde este tipo de profesionales sanitarios son amplia mayoría. La semana pasada, sin ir más lejos, hubo un día que solo quedaban dos personas en lista, y ese mismo día fueron contratadas ambas.

Apenas hay profesionales, resultado de una política de años de limitación de los ingresos en las facultades sobre todo de Medicina, donde se imponen números clausus muy rigurosos, lo mismo que en el acceso a la formación MIR. En los últimos ejercicios estas cifras se han ido ampliando ligeramente, lo que hace suponer que la situación en los hospitales y centros de salud en lo relativo al personal mejorará en los dos o tres próximos años, pero de momento aún se vive la escasez.

Y esa escasez choca con la realidad de las necesidades de los centros sanitarios que, en el caso de Avilés, están teniendo que contratar a más personal del previsto debido a este pico de pacientes mayores que exigen más atención y, por tanto, cargan más de trabajo a los profesionales tanto de Urgencias como, sobre todo, en las plantas en aquellos casos en los que sus dolencias recomiendan que se queden ingresados.

El problema se da en todas las áreas sanitarias, pero sobre todo en las alas de Asturias, donde resulta muy complicado cubrir las vacantes que quedan en verano, lo que ha motivado que el Principado cree este año una bolsa única de empleo en momentos determinados que englobe a toda Asturias en vez de mantener las que se han manejado hasta ahora, que se dividen en áreas sanitarias y hacen que cada profesional elija un único área en la que desea trabajar. Esta situación provocaba que, en algunos momentos, hubiera personal en paro en algunas áreas, fundamentalmente en el área central, mientras que en las zonas más periféricas se sufría la falta de plantilla, situación que ha querido paliarse de esta forma este verano, lo que ha generado las quejas de algunos sindicatos del sector sanitario.