Denuncian una estafa en la compra de una consola a través de una aplicación

La víctima realizó un pago de 250 euros a través de un sistema que solo exige registrar el teléfono móvil y nunca recibió el producto acordado

ÁLVARO F. SÁNCHEZAVILÉS.

Una joven avilesina denuncia haber sufrido una estafa en la compraventa de una consola a través de la aplicación móvil de compraventa de objetos de segunda mano entre particulares Wallapop. Los hechos ocurrieron a principios de semana cuando la joven buscaba una Nintendo Switch de segunda mano en la plataforma y dio con un anuncio con una oferta más que destacable, el anunciante ofertaba una consola con juegos en formato digital y varios accesorios más por unos 250 euros.

Pronto se intercambiaron los teléfonos móviles y comenzaron a acordar los términos del proceso de compra. El vendedor se aprovechó del desconocimiento de la compradora sobre los diferentes sistemas de transferencia online y le instó a utilizar el sistema 'Efectivo Móvil' que es una de las opciones de pago que ofrece la aplicación móvil del BBVA. El presunto estafador aseguró que este sistema «retenía el dinero durante 48 horas», y que la persona que abonase el importe tendría ese tiempo para conceder a la receptora el permiso para retirar el dinero. Según le explicó a la víctima, esta podría esperar a que le llegase la consola para poder conceder el supuesto permiso, que nunca se llegó a dar. «El chico me envió fotos de la consola y los accesorios por WhatsApp, también me mandó una lista de juegos, parecía una persona normal y fiable e incluso me dio diferentes opciones de envío», explica la afectada.

En cuanto la víctima ingresó el dinero, el vendedor lo retiró y dejó de responder a sus mensajes. Nunca envió la consola «Llamé al servicio de atención al cliente del BBVA e incluso fui a una sucursal, pero no pueden hacer nada, dicen que literalmente es como si hubiera regalado el dinero a un amigo», explica la víctima de esta estafa. Este sistema de transferencias no ofrece datos personales de la persona, tan solo un teléfono móvil y un número de la oficina desde dónde se ejecuta la retirada de efectivo.

La joven ya ha presentado ayer una denuncia en la Policía Nacional de Avilés y encontrado por internet, en diferentes redes sociales, a otras cinco víctimas de distintos puntos de toda España, cómo Vigo y Cataluña que habían sufrido estafas del mismo tipo.